Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

22 marzo 2010 1 22 /03 /marzo /2010 01:00

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 19 de agosto de 2009

 

Luis Álvaro Gallo Martínez es un antioqueño que desde hace medio siglo reside en Bogotá.  Y desde allá, se ha encargado, desde hace varios lustros, de desarrollar valiosas investigaciones sobre la historia de las familias paisas y, muy especialmente, de propulsar en los círculos intelectuales y sociales de varias ciudades del país el interés por escudriñar y urdir el engranaje histórico-familiar de Antioquia la Grande.

Lo conocí hace diez años, en un gran congreso genealógico, en el Hotel Intercontinental de nuestra ciudad.  En ese entonces, ambos estábamos dedicados a indagar acerca de la trayectoria y la significación de la familia Restrepo, en Colombia.  Luis Álvaro, a través de su completísimo libro sobre el patriarca antioqueño Marcelino Restrepo y Restrepo (estípite de una familia que ha dado gloria a nuestra raza), y yo, terminando el mío sobre don Luciano Restrepo Escobar, el olvidado último presidente del Estado Soberano de Antioquia.

Volví a saber de Gallo, en el año 2003, cuando, convocados por Marylú Nicholls,  asistimos a la reunión de fundación de la Asociación Colombiana para el Estudio de las Genealogías.  Luis Álvaro ya se había convertido en una de las mayores autoridades en genealogías colombianas y desarrollaba un acucioso trabajo investigativo que, en ese momento, se centraba en la recopilación, con un meritorio grupo de académicos, de las monumentales nuevas Genealogías de Santa Fe de Bogotá.

Paralelamente, Luis Álvaro lograba nuevos textos sobre asuntos genealógicos, como su “Metodología en investigaciones de Genealogía”, su estudio sobre los Apellidos Extranjeros en Colombia y el excelente libro acerca de don José María Arango y Carvajal, el bisabuelo de Adolfo Arango y de Ingrid Betancourt, entre otros. 

Punto aparte merece su magnífico tomo de “Apuntes biográficos de Restrepos”,  que, con más de 400 biografías de personajes ilustres que llevan este como primer o segundo apellido, demuestra la importancia que han tenido los descendientes del asturiano Alonso López de Restrepo, en todos los campos y profesiones, en Colombia.

Su propósito de fomentar el estudio del origen de nuestras familias, de todas las clases sociales, lo llevó a crear el Boletín de Genealogías Colombianas, el cual redacta él mismo, todos los meses, y envía a una nutrida base de datos, a través de esa herramienta milagrosa para la difusión de la historia que es la Internet.  Su boletín, que ya cuenta con muchos seguidores y lectores que interrogan sobre el tema, ya lleva más de setenta ediciones.

La calidad y pertinencia de sus investigaciones de un tema tan ridiculizado en nuestro medio han sido exaltadas por algunas de las academias genealógicas más prestigiosas de Iberoamérica, las cuales lo han llamado para hacer parte de las mismas.  Vale la pena mencionar a la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, la Academia Americana de Genealogía (de la cual ha sido vicepresidente), la Academia Nacional de Heráldica, el Instituto Peruano de Investigaciones Genealógicas, la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas, la Academia Dominicana de Genealogía y Heráldica y la Academia de Historia de Cundinamarca, en las cuales ha descollado como miembro muy activo. 

 

 

Sergio-Genealogias.jpg 

 Primer Encuentro Nacional de Genealogía.  Asociación Colombiana para el Estudio de las Genealogías. En primera fila: Jorge Rodríguez Arbeláez, Raúl Aguilar Rodas, Sergio Esteban Vélez y Marylú Nicholls, entre otros.

 

 

Parte del esfuerzo de Luis Álvaro se ha enfocado en cambiar la visión que muchos tienen acerca del estudio de las genealogías como pasatiempo de élites y materia superficial. Así, con el firme propósito de consolidar en nuestro país un grupo que desarrolle investigaciones genealógicas que puedan develar misterios de nuestra historia y afirmar nuestra identidad, Gallo Martínez ha encabezado, últimamente, la fundación de la Academia Colombiana de Genealogía.  Bajo su presidencia, se prevé que esta nueva entidad será de gran utilidad, no sólo en el campo de la Historia, sino también en el de la Ciencia, ya que, en más de una ocasión los eruditos de las genealogías han sido sujetos clave en investigaciones médicas relacionadas con la genética y la historia familiar de los individuos.

A pesar de que las realizaciones que acabo de enunciar son mérito suficiente para que Luis Álvaro se haga un lugar en la Historia Antioqueña, que tanto ama, creo que la obra que le dará el mayor reconocimiento será su nuevo “Diccionario Biográfico de Antioqueños”, un trabajo inmenso, de más de 900 páginas, en el cual resume la vida y los logros de más de 4.000 personajes destacados de nuestro departamento (muchos de ellos injustamente olvidados). 

Este libro, cuya dedicación es apenas comparable con la de don Gabriel Arango Mejía, al escribir sus centenarias “Genealogías de Antioquia y Caldas” (las cuales es importantísimo continuar), supera con creces a todas las otras obras que se habían escrito acerca de los hijos más valiosos de nuestra raza paisa.  Bien valdría la pena que el ente gubernamental se encargara de reproducirlo y distribuirlo en todas las escuelas, bibliotecas y centros culturales del país, para gloria de nuestro pueblo y, por supuesto, del autor de este invaluable trabajo.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios