Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 07:43
El Mundo, 16 de Noviembre de 2008

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

Este 2008 es un año significativo para los "cortazarómanos", pues se celebran 70 años de la publicación de "Presencia", el primer libro de Julio Cortázar, y los 45 de "Rayuela", su inmortal obra maestra. Además, su vanguardista "Libro de Manuel" y su "Nicaragua, tan violentamente dulce" (fruto de su acelerado interés por los aspectos políticos y sociales de la realidad latinoamericana) también están de aniversario, por estar cumpliendo, respectivamente, 35 y 25 años de publicadas.

Me place, entonces, asociarme a quienes han aprovechado estas efemérides para estudiar y exaltar a esta figura cimera de las Letras Latinoamericanas.

Como el espacio es limitado, nos alcanza apenas para una brevísima semblanza.

A pesar de haber nacido en Bruselas (1914) y de haber vivido gran parte de su vida en París, Cortázar fue por sangre latinoamericano y vivió y se sintió como tal. Su corazón nunca pudo alejarse de aquel Buenos Aires que lo vio crecer y de aquel ambiente de intelectuales lunfardos que lo llevaría a optar por estudiar Pedagogía, Lingüística y Literatura y a consagrarse definitivamente a estas disciplinas, desde la creación y la docencia. Ese Buenos Aires afrancesado y exquisito en que le tocó vivir fue la incubadora perfecta para este cerebro que tanto regocijaría y pondría a pensar a millones de lectores en el mundo.

En 1951 (cuando era un férreo opositor del gobierno de Perón), consiguió una beca para estudiar en París y ese mismo año se vinculó a la Unesco como traductor, y, como uno de los buenos, desempeñaría este papel hasta que se jubiló. París fue el centro cultural que vería nacer sus más grandes producciones: "Bestiario" (1951), "Final del Juego" (1956), "Las armas secretas" (1959), "Los premios" (1960), "Historia de cronopios y famas" (1962), "Todos los fuegos el fuego" (1966), "La vuelta al día en ochenta mundos" (1967) y su archifamosa y ultrainnovadora "Rayuela", su obra cumbre. Esta novela sin orden, que puede leerse como a bien considere experimentar el lector, ha sido objeto de infinidad de discusiones y análisis eruditos sobre sus influencias y sus aportes a la novelística mundial. Los discursos literarios, filosóficos, políticos y hasta eróticos que se insertan en ella corresponden en gran medida a cuestiones heredadas de la literatura del absurdo, concretamente de autores como Kafka y Camus. Se trata de representar el caos y el problema existencial mediante una técnica nueva.

Cortázar pretende echar abajo las formas usuales de la novela para crear una narración basada en una especie de combinación infinita, por la cual se generan las múltiples lecturas capaces de articular la trama, la intriga, los personajes, el desdoblamiento autor-narrador y hasta la reconstrucción de la cronología.

Como estaba de moda en los románticos años 60, nuestro escritor no podía pasar por desalmado, y se comprometió con el proyecto de igualdad social en América Latina, inclinado hacia la izquierda, pero con visión objetiva acerca de los delitos del comunismo, razón que lo alejó un poco de su amigo Fidel Castro, quien lo "excomulgó", en 1971, por pedir información sobre el arresto del poeta Heberto Padilla.

En 1984, fallecería, en París. Aunque la enfermedad que lo llevó a la muerte fue la leucemia, paralelamente el escritor era víctima del Sida.

De su vida amorosa mucho se ha hablado. Sus seguidores y estudiosos nunca se ponen de acuerdo. Unos dicen que Cortázar fue tan heterodoxo como la mayoría de los grandes escritores y se dejan llevar por el íntimo mensaje tácito de su inmejorable traducción de las "Memorias de Adriano", de Marguerite Yourcenar. Otros consideran que sus grandes amores fueron sus dos esposas.

Su misma vida fue ese laberinto fantasmal del que el ser humano trata de escapar, ese retrato surrealista del mundo exterior que plasma en sus novelas. Esa mezcla sublime entre París y Buenos Aires lo llevaría a formarse una conceptualización exquisita del mundo y a amasar un acervo intelectual impresionante por lo vasto, el cual podemos apreciar en su obra, originalísima y renovadora, que lo llevaría a ser uno de los grandes artífices del Boom latinoamericano, un autor famoso universalmente, en decenas de idiomas.

Viajero impenitente, su ansia de conocimiento lo llevó a conocer los más espléndidos lugares del mundo y esta viandanza tan fructífera terminó con su definitivo viaje al Cosmos en 1984.

Cortázar es, sin duda, con Alejo Carpentier, la mayor manifestación de la encantadora fusión de América Latina con Europa, y del aporte que ha hecho nuestra región latinoamericana al desarrollo de las letras universales.

 

 


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=100924&imagen=&vl=1&r=buscador.php&idedicion=1180

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios