Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

27 mayo 2009 3 27 /05 /mayo /2009 03:42

Se celebran los 20 años del Festival Iberoamericano de Teatro



Fanny Mikey y Sergio Esteban Vélez

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 8 de marzo de 2008


Esta tarde, se inaugura, en Bogotá, el XI Festival Iberoamericano de Teatro, con comparsas, bandas, circo, carnaval y un gran concierto de Carlos Vives.

Hace 20 años, en marzo de 1988, Fanny Mikey logró la realización de la primera versión del Festival Iberoamericano de Teatro, con motivo de la celebración de los 450 años de la fundación de Bogotá. En esa ocasión, trajo al país a 59 de las mejores compañías teatrales de Iberoamérica.
Desde entonces, este festival se ha consolidado como uno de los eventos culturales más importantes del mundo, por su convocatoria, su cantidad de funciones y su diversidad de géneros.
Hoy, en su undécima edición, presenta en los auditorios, calles y plazas de Bogotá (y en el Teatro Metropolitano de Medellín, con una incipiente participación) a 218 grupos artísticos, de 41 países.
Por estos días, el festival es para Fanny Mikey lo único que puede atender en la vida. Sus tareas relacionadas con este macro evento hacen que queden en suspenso sus demás intereses culturales y vitales y le impiden cumplir con sus deberes “familiares y amorosos”.
A pesar de la saturación mental que implica estar al frente del festival de Teatro más grande del mundo, justamente en los días inaugurales, Fanny Mikey sacó tiempo “de oro” para conversar con EL MUNDO.
Su energía es desconcertante. Aunque todos le preguntan cuál es su secreto de la eterna juventud, ella responde que: “Lo que yo tengo no es eterna juventud, sino eternas ganas de luchar”.
Se siente más colombiana que los millones de colombianos que disfrutan del inmenso regalo cultural que le ofrenda al país y cree que si se hubiera quedado en Argentina, habría sido una actriz reconocida, pero no habría logrado consolidar una revolución cultural de la talla de la que aquí ha forjado. Habría sido cierto, en este caso, el refrán de que “nadie es profeta en su tierra”.
La emociona pensar que en Colombia se estén haciendo esfuerzos por promocionar las diversas manifestaciones artísticas y celebra la nueva ley de apoyo al Teatro, aunque piensa que está mejor estructurada y da más estímulo a los creadores la ley del Cine, aprobada hace un par de años y que ha traído como resultado un significativo auge en la producción de Cine Colombiano.
Está segura de que eventos culturales, como su festival, pueden ayudar al acercamiento a una conciencia ciudadana en pro de la paz, y como prueba de ello, argumenta que “Durante los días en que se realiza el Festival, está comprobado que disminuye el índice de homicidios y el registro de actos violentos en la ciudad”.
Nos cuenta que cada detalle para la realización del Festival implica alto grado de dificultad, empezando por la quijotesca consecución de los recursos financieros, hasta los innumerables pasos de los procesos de selección, contactos, logística y realización, en los que nunca está ausente el efecto de la llamada “Ley de Murphy”. Justamente, en la “fiesta teatral” de este año, “Murphy” se ha cruzado varias veces en el procedimiento necesario para traer al país al prestigioso “Group F” de Francia, el mismo que clausuró los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y los Juegos de Invierno, en Turín 2006. Sin embargo, Fanny asegura que a pesar de los inconvenientes, este grupo estará presente y brindará “una clausura inolvidable”.
A quienes creen que el Festival deja ganancias económicas, les confiesa que no deja utilidades y que, si alguna vez la ha dejado, ese dinero lo utiliza, inmediatamente, para espectáculos de Teatro Callejero, para deleite gratuito de la comunidad.
En cuanto al balance en la programación, entre Teatro Clásico de todos los tiempos y obras ultramodernas contemporáneas, Fanny destaca que uno de los mayores aciertos del festival es que procura que haya un equilibrio entre los géneros y estilísticas, para dar gusto a toda clase de públicos y propiciar la divulgación de las diferentes corrientes teatrales. Por eso, para ella, todas, absolutamente todas las obras son “imperdibles”.
Esta gestora cultural “colombianísima” ha recibido los más altos honores de nuestra patria, sin embargo piensa que el que más la satisfaría y le llegaría al alma sería saber que el festival que ha moldeado, a lo largo de tantos años, pueda seguir, por muchos más, trayendo alegría y paz al pueblo de Colombia.

LA OPINIÓN

Elvira Cuervo De Jaramillo
Ex ministra de Cultura
“Fanny es una de las mejores gestoras culturales que ha tenido Colombia en toda su historia. Su persistencia la ha llevado a convertir este festival en uno de los mejores del mundo, si no el mejor. En esta edición, me parece muy importante el incremento de la programación de Teatro Callejero. Es una gran oportunidad para la comunidad. El festival, cada año, en vez de estancarse, crece. Siempre lo he apoyado. Como Ministra de Cultura, el año pasado le asigné, si la memoria no me engaña, 800 millones”.

Sofía Salazar
Mezzosoprano
“De este festival, destaco que, a través de la fusión de países, se funden también culturas, expresiones artísticas y de Folclor. Este es un beneficio inmensurable para nuestra gente. Siento orgullo de que ya lo estén trayendo a Medellín, aunque sea sólo un pedacito. Valdría la pena incluir también un poco de Ópera, que también es Teatro. La ausencia de esta, seguramente, ha sido un olvido involuntario de los organizadores”

Dalita Navarro
Ceramista
“La labor de Fanny Mikey merece más aplausos que cualquiera de las obras que ella presenta. A nivel global, me parece que es una maravilla que un país como Colombia, con unas condiciones tan difíciles, pueda gozar de este aire mundo y de cultura que, además, cada día, está mejorando e incluyendo nuevas manifestaciones, como la Música. Mi esposo (Belisario Betancur) y yo asistiremos a varias obras y recomendamos especialmente al concierto de la mexicana Paquita la del Barrio”.

José Gabriel Ortiz
Presentador de televisión
“Lo que Fanny ha hecho es descomunal. Mucha gente no sabe que este es el festival de Teatro más grande del mundo, con toda clase de compañías de todas las tendencias y estilos. Nunca sabremos cómo agradecerle a Fanny Mikey”.

 

 

 

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo
27 mayo 2009 3 27 /05 /mayo /2009 03:34

En el marco del  XI  Festival Iberoamericano de Teatro, se presentó, por primera vez en Colombia, la cantante mexicana Lila Downs, con un gran concierto que tuvo lugar la noche del pasado miércoles, en Corferias





 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 14 de marzo de 2008

 

La llaman “La Frida moderna”, apelativo que la enorgullece, teniendo en cuenta la categoría del personaje con quien se le compara.   Se siente identificada con aquella gran pintora, pues comparte con ella el hecho de ser hija de padre extranjero y de madre indígena, de Oaxaca, de la rica cultura que adora a la Serpiente Emplumada y manifiesta un complejo simbolismo, a través de sus famosos textiles.

Por esto, uno de los honores que más la gratifican es haber participado en la cinta “Frida”, y cantar en ella junto a Caetano Veloso, con quien se presentó, en la Ceremonia 75 de los Premios Óscar.

Presentó al público colombiano su espectáculo “La Cantina”, en el que se fusiona el mismo ritmo de las canciones emotivas, profundas y trágicas de José Alfredo Jiménez, con aires como Blues, Jazz,  Bolero y Hip hop.   En relación con sus particulares combinaciones de estilos, recuerda que en alguna ocasión le dijeron que “José Alfredo Jiménez debería estar dando vueltas en la tumba, al estar siendo interpretado desde el punto de vista de una mujer”.

Esta enamorada de la tradición de su país, la cual se ha preocupado por difundir en sus conciertos, ha sido aplaudida en todo el mundo y se ha convertido en fenómeno musical, en México, Francia, Estados Unidos y Portugal.  El periódico Los Ángeles Times no dudó en calificarla como  “Una belleza exótica y una voz sobresaliente…  ella es un reflejo de una cultura del siglo XXI, donde las fronteras étnicas y nacionales se desvanecen”.

 Sus composiciones son el producto de las exhaustivas investigaciones que ha realizado sobre el folclor de su país.  De allí, salen sus versos a las mujeres que “preparan un manjar para los dioses”, a base de chocolate molido con chiles, los cuales, justamente, ha musicalizado con ritmo de Cumbia, muy ceremonial para algunas comunidades indígenas mexicanas.

 

Su abuela fue quien le inculcó el amor y el respeto por la tierra.  “Me identifico con la tierra y su fruto”, puede decir ahora esta artista, que, sin embargo confiesa que: “Las personas que mamamos de diferentes culturas, a veces, nos confundimos y angustiamos.  En algún momento, rechacé mi lado indígena, porque veía que el poder estaba en manos del lado de mi padre, anglosajón.  Pero con esto, me estaba rechazando a mí misma.  Pero uno tiene que decidirse por una identidad”.  Y ella escogió la de sus ancestros mesoamericanos.  Y no le ha pesado, aunque le haya tocado soportar, muchas veces, el racismo y el machismo.

 

De su experiencia, precisamente, surgió para ella la necesidad de escribir versos sobre “historias verdaderas”.  En relación con las veristas letras de sus canciones, no descarta escribir un libro de Poesía y dice que a la música “cada quien le pone un poco de lágrimas, de sangre de su corazón… un poco de su guiso”.

Con entusiasmo, dice que para ella es un honor poder traer a Colombia y a este gran festival de Teatro sus cantos en lenguas indígenas (de entre las 64 lenguas nativas mexicanas, su interés se ha centrado, principalmente, en las de las culturas Mixteca, Zapoteca, Maya y Nahuatl). 

 “Espero que sea la primera de muchas visitas a este país”, manifiesta con alegría quien ya es considerada como una “diva” de la música mexicana.   Para ella, Colombia y México comparten mucho más que la misma lengua y la misma religión.  Se han transmitido mutuamente muchos aportes musicales, literarios y culturales y coinciden en el dolor de “una realidad y una historia bastante violenta”.   Sobre esto, afirma que los latinoamericanos debemos encargarnos de acabar con los mitos y los prejuicios que pesan sobre nuestras nacionalidades.  “Borrar la ignorancia con el Arte”, es la solución definitiva que encuentra.

 

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo
27 mayo 2009 3 27 /05 /mayo /2009 03:18
SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 14 de marzo de 2008

Por estos días, Colombia celebra la mayor de sus fiestas culturales, el Festival Iberoamericano de Teatro.

En esta undécima versión, se celebran 20 años de este sueño, que comenzó, en 1988, gracias a la utópica visión de Fanny Mikey y Ramiro Osorio (posteriormente, ministro de Cultura), quienes, desde un comienzo, plasmaron que esta quijotada era “un acto de fe en Colombia”.
Contrario a muchos de los grandes esfuerzos culturales que se hacen en Colombia y que, tarde o temprano, terminan por “tirar la toalla”, este festival cada año crece y mejora. Esta edición, cuenta con la participación de 3.100 artistas, de 218 compañías teatrales de 5 continentes, que se han adueñado de 22 salas, 5 coliseos populares, 20 parques, la Plaza de Toros “La Santamaría”, el Coliseo El Campín, la Catedral Primada, Corferias y, gracias al auspicio del Ministerio de Cultura, de escenarios de otras regiones del país, como Chocó, Meta, Bolívar, La Guajira y Sucre, las cuales, están disfrutando de espectáculos de la más alta categoría internacional, a los que de otro modo sería imposible acceder.
Antioquia, por su parte, está siendo también partícipe, tanto con la presentación de los mejores grupos medellinenses, como con la de otros muy importantes de Iberoamérica, entre los que destaca, aparte de la formidable visita de “Ultratango” (uno de los pesos pesados del Tango Contemporáneo), la obra balletística “Espérame en el Cielo”, de la compañía cubana “Retazos”.
De destacar es que, en este evento, se presentan y promocionan 176 grupos colombianos, de todas las vertientes escénicas. Gracias al apoyo del festival, estos grupos están fortaleciendo su investigación dramatúrgica y estética y afianzan su proyección nacional e internacional. Además, estas compañías pueden hacer contactos, en todo el mundo, gracias al la especial Ventana Internacional de las Artes Escénicas, que se ha instalado, para fomentar el intercambio cultural entre este continente y el mundo.
Por su parte, Corferias “Ciudad Teatro”, se ha convertido en el gran santuario artístico del festival. Allí, durante estos 17 días, la familia y los públicos diversos pueden gozar de espectáculos de Cuentería, Improvisación, Cine, Circo, sin contar la nutrida lista de eventos académicos y talleres con grandes maestros de las Artes Escénicas del mundo,
Esta versión del festival tiene como invitado de honor al Reino Unido y, como suplemento especial, ha convidado, además de compañías teatrales, a grupos de otros géneros artísticos, como Música, Danza y Circo. Los directivos esperan que a estos eventos asistan 3.000.000, aproximadamente.
“La realidad puede estar hecha de la misma materia de nuestros sueños”, “La imaginación nos llevó a construir este patrimonio colectivo”, dijo, entre lágrimas, la directora Fanny Mikey, en la función inaugural (Cimbelino, de la Royal Shakespeare Company, en compañía con el Kneehigh Theatre, de Cornualles). Y sus lágrimas fueron mayores, cuando recordó el momento “histórico” de la bomba en el Teatro Nacional, durante el primer festival, tragedia en la cual “afortunadamente, sólo hubo pérdidas materiales”. En ese momento, dice ella que se selló un pacto tácito, entre ella y el público, para no desfallecer jamás en este empeño por lograr la paz, a través de la Cultura. La respuesta del público, a lo largo de estos años, ha sido de millones de aplausos, a los que se sumaron los que, por largos minutos le ofrendó el auditorio, de pie, para honrarla, no sólo en la ultramoderna función, en el Teatro Colón, sino también en el multitudinario desfile, el domingo pasado.
Este festival, que hace de las Artes un medio de inclusión social, además de cultura, trae al país, mayor seguridad, como ha afirmado el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas: “Sólo con más Arte y Cultura, podremos construir una ciudad culta y global, segura, tolerante y respetuosa”.
Los expertos en Relaciones Internacionales coinciden en que este esfuerzo heroico de Fanny Mikey es el mejor trampolín para mostrar a artistas y públicos extranjeros el acervo patrimonial de la Cultura Colombiana y mostrar, a la vez, la otra cara del país, esa que nada tiene que ver con drogas y sicariato.
Nada más preciso, para describir lo que consigue el Teatro en los seres humanos que este fragmento de Hamlet, de Shakespeare: “Recuerden que la naturaleza es discreta. Todo lo exagerado va en contra del propósito del buen Teatro, cuyo fin es -y ha sido siempre- reflejar la verdad de la vida, como quien dice en un espejo. El Teatro muestra a la virtud su propio rostro y nos presenta la imagen misma de lo repudiado. Al cuerpo del tiempo lo toma el pulso”.
Definitivamente, ya no podemos concebir a Bogotá y a Colombia, sin el Festival Iberoamericano de Teatro.

LA OPINIÓN SOBRE EL FESTIVAL

En los eventos del Festival Iberoamericano de Teatro, EL MUNDO se encontró con innumerables personajes de los diferentes campos de la vida nacional y de todas las corrientes ideológicas. Esto fue lo que nos dijeron algunos de ellos:

ERNESTO SAMPER PIZANO
Ex presidente de la República
"Lo más importante de este festival es que nos permite reencontrarnos a nosotros, ante todo lo que somos hacia el mundo. El hecho de que en Colombia, que es un país problemático, para muchas personas del mundo, se reúnan estos grupos de Teatro, a hacer representaciones, sin ninguna limitación, con una participación masiva de la gente, es un desafío a la imagen que la gente tiene de Colombia y de Bogotá. Yo fui el creador del Ministerio de Cultura, hace 10 años, y creo que este ministerio, como lo he dicho siempre, más que un ministerio para los artistas, es el Ministerio de la Paz, y aquí estamos demostrando que la paz es identidad. La cultura nos ayuda a aprender a vivir con nuestras diferencias y no a matarnos por nuestras diferencias. Todos debemos aplaudir a Fanny, porque es la única que se ha atrevido a liderar esta iniciativa que era primero, un sueño; luego, una quijotada, y, hoy en día, a fuerza de su tesón, es una realidad".

JAIME CASTRO
Ex alcalde de Bogotá
"Yo espero que, muy pronto, este festival sea declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Parece contradictorio, pero la cultura es paz, y yo creo, precisamente, que nos ha hecho falta la paz, porque no hemos desarrollado de manera suficiente la cultura. Gracias al entusiasmo, a la voluntad, a la capacidad de trabajo, a la 'verraquera' de Fanny Mikey, el Festival Iberoamericano de Teatro es una realidad mundial".

MARÍA JIMENA DUZÁN
Columnista
"Fanny Mikey ha logrado que, en Colombia, cambiemos la visión de lo que es realmente la cultura y nos ha inculcado en el alma la importancia de la estética y del arte, y eso, en almas tan violentas como Colombia, es el mejor regalo que podamos recibir. Esa es la más importante herencia que ella nos deja. Estos espectáculos, en ciudades europeas, son financiados por el Estado y el poder local. Hay que conseguir que, en Colombia, eso se logre, que se vuelva un patrimonio de la ciudad de Bogotá y del país. Estos espectáculos deberían ser parte de una política gubernamental, para que no tengan que estar supeditados ni a una persona, ni a una financiación privada".

PEPE SÁNCHEZ
Actor y director
"El Festival Iberoamericano de Teatro es lo que necesitamos: alimentar el espíritu, para ver si algún día encontramos la paz. La cultura sensibiliza al espíritu, abre la óptica de la gente, frente a los problemas, a los hechos, frente a la otra gente. La función del arte debe ser esa".

ANA MERCEDES HOYOS
Pintora
"Es increíble que una persona (Fanny Mikey) haya logrado coordinar y mantener un festival con tal calidad de obras y de personajes. Fanny es la pionera de los grandes eventos culturales que suceden hoy en Colombia. Este festival es todo un milagro".

FERNANDO VALLEJO
Escritor.
"Lo más importante del festival de Fanny es que, si no existiera, hoy estaríamos en procesiones de Semana Santa, visitando las 7 casas, siguiéndole el cuento a la Iglesia Católica. ¡Qué bueno que tenemos el festival de Fanny! Si lo vuelven un festival pansexual, mucho mejor. A mí no me gusta el Teatro. Yo prefiero defender la causa de los perros, a poner gente en un escenario. De todas maneras, lo que hace Fanny se me hace una obra de constancia y de tenacidad asombrosas. Nunca he conocido a alguien con una capacidad de organización y de empeño y tesón, como ella".

PATRICK DELMAS
Actor
"En Colombia, para los que aman el Teatro, este festival significa tener una visión de lo que se hace en el Teatro Mundial y una oportunidad para llenarse culturalmente de imágenes de obras, de sonidos, de movimientos. Me parece supremamente importante, tanto para los que hacen Teatro, como para el público y para la gente de afuera, que descubre a Colombia. Fanny Mikey es una loca que logró una cosa que parecía imposible, que es atraer a grupos internacionales, a pesar de la mala fama que tiene el país, y conseguir la financiación y el presupuesto. Además, Fanny es totalmente generosa con la gente de la calle, al ofrecer muchas obras que se pueden ver, sin ningún costo".

OLGA DUQUE DE OSPINA
Ex ministra de Educación
"El festival me parece fantástico. Es la mejor oportunidad que tenemos los colombianos de ver grandes actos mundiales. Sobre todo, le quiero hacer un reconocimiento a Fanny Mikey. El país se puede dividir en dos, en el campo de la Cultura: antes de Fanny y después de ella".

MARIPAZ JARAMILLO
Pintora
"Este festival de Teatro es muy importante mundialmente. Es maravilloso, porque les llega a todos: a los niños, a los grandes, a los intelectuales. Fanny ha hecho la labor titánica de lograr concientizar a la gente de que el Arte y el Teatro son importantes para la vida".
Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo
24 mayo 2009 7 24 /05 /mayo /2009 06:04

 

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 10 de mayo de 2008
 

El pasado miércoles, en el Club Campestre, se inauguró en Medellín la exposición itinerante “Fantasías y reales”, del reconocido artista antioqueño José A. Hernández.

 

Con esta exposición, el maestro José A. Hernández da a conocer a la comunidad antioqueña una nueva vertiente estilística de su obra, más enfocada, en esta ocasión, a un “abstraccionismo lírico”, una transición entre el realismo puro que lo ha caracterizado y conceptos subjetivos y abstractos que lo acercan a veces a las directrices del “Action Painting”, pero con un ardor netamente latinoamericano.

Esta muestra, la primera que hace en Medellín, luego de 4 años de enfocarse en exposiciones en otras ciudades, revela una obra renovada con un nuevo eje temático y deja ver las experimentaciones técnicas de este artista.

En esta exhibición, aunque Hernández conserva la riqueza del colorido que lo ha distinguido siempre, se aparta de la acuarela, técnica de singular importancia en su producción, y su energía creativa se encauza en la magia del óleo, más no el que todos conocemos, sino uno “evolucionado” por el artista, a través de mezclas con resinas, lacas y esmaltes, que, dependiendo de las composiciones y combinaciones, dan como resultado un óleo acuoso, de especial brillo y apariencia fresca, juvenil y moderna.  Además, su investigación se ha extendido también al campo de los ensayos térmicos, tanto en el lienzo como en los pigmentos.

En las obras que componen esta muestra, en las que da rienda suelta a la creatividad, puede apreciarse la influencia de la pasión del artista por la Música, la cual se hace visible, tanto en los ritmos musicales de sus formas, como en figuras danzarinas recurrentes, que, además del movimiento, expresan la alegría y el éxtasis anímico que produce la Música en este artista.

Esta es la quinta ciudad en la cual se presenta esta exposición.  En meses pasados, pendió de las paredes de la Galería de la Aduana, en Barranquilla; la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta; el Convenio Andrés Bello, en Bogotá, y el Club de Ejecutivos de Cali, lugares todos en los que ha obtenido elogiosos comentarios de la prensa y la crítica, además del respaldo de las autoridades locales.

Dice el maestro Hernández que: “El tema central en esta exposición es la integración con el mundo interior y exterior, la naturaleza y los elementos, en especial los bosques, las estaciones, la música,  los sentimientos, generando un contacto de esta realidad pictórica con las emociones internas”.

Para el diseño del espacio compositivo, el orden del lenguaje interno y el manejo de la obra con el espacio arquitectónico, a este artista le ha sido de gran utilidad su formación como arquitecto.  En relación con esto, Hernández asegura que “La Arquitectura es un magnífico complemento para todo lo que estoy haciendo, aunque, desde hace 11 años, estoy dedicado exclusivamente a vivir de, por y para la Pintura”.

Asimismo, confiesa que, no obstante la gran utilidad de la Arquitectura para la consecución de los efectos y la pulcritud que logra en su obra, le ha tocado hacer un proceso de “desaprender un poco de la Arquitectura”, para poder encontrar la verdadera esencia de su estilo pictórico.

Desde 1998, cuando hizo sus primeras exhibiciones en Europa, la producción creativa de este artista ha ido ganando espacio, muy velozmente, en escenarios internacionales.  Su más reciente éxito ha sido una exposición colectiva que se clausuró hace pocos meses en Dubai, Emiratos Árabes, con la cual se inauguró la nueva galería del reconocido diller internacional Francisco Náder en esa ciudad, que se está consolidando en el campo de la promoción y el comercio del Arte mundial.  Aquel país asiático, en el que cautivó al público, con sus “Bosques mágicos”, “Fantasías” y “Opus, Música en suspenso”, es el undécimo en el cual expone Hernández. 

Este pintor reconoce que, para el desarrollo de su espíritu artístico, fue indispensable el ambiente de su crianza, siempre rodeado de artistas, como su mismo padre, arquitecto y pintor, quien siempre lo impulsó para que se expresara a través de las Artes Plásticas, para que viera el mundo desde el punto de vista del artista.   “Cuando yo era niño, no jugaba con carritos, sino con los pinceles y las acuarelas de mi papá”, comenta el maestro.

El color es, definitivamente, el fundamento máximo de su obra y, justamente, ha sido el elemento de su creación que más ha interesado a los conocedores.  Uno de ellos, el crítico suizo Bruno Boccaletti, del Giornale del Popolo, de Lugano, dice que Hernández: “exprime de su personalidad un punto de observación de su Colombia en donde es posible encontrar un contraste tierno y violento al mismo tiempo...  La técnica del uso del color es casi de naturalidad expresionista, la forma para individualizar, no son nunca definidos en contorno preciso”.

Lo próximo que está planeando este artista es el lanzamiento, a mediados del año, del libro “Energía vital”, que acopia un significativo número de las obras de su más reciente período, en una edición de lujo que, sin duda alguna, generará comentarios muy positivos.

 

 

EL ARTISTA

 

José Alberto Hernández nació en 1962.  Maestro en Artes Plásticas, del Instituto de Bellas Artes de Medellín y arquitecto urbanista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Durante sus 30 años de vida profesional artística, ha realizado cerca de 80 exposiciones, 43 de ellas individuales, en países como Suiza, Italia, España, Emiratos Árabes Unidos,  Estados Unidos, México, Costa Rica, Panamá, Honduras, Chile y Colombia.

Ha recibido diversas condecoraciones y reconocimientos, entre los que destacan la Orden de la Democracia y la Orden Mariscal Jorge Robledo.

Es autor de 14 murales de grandes dimensiones, ubicados en universidades, edificios gubernamentales y diversas empresas públicas y privadas.

Su obra está presente en colecciones de países de cuatro continentes.

 

 

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo