Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

9 febrero 2011 3 09 /02 /febrero /2011 06:46

 

  

En los 180 años de la muerte de “el Libertador”, sale a la luz latinoamericana este completo y bien seleccionado compendio acerca de cómo los creadores han rendido tributo a Bolívar, desde distintos campos de las Artes y las Letras.

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

 

El Mundo, 28 de enero de 2011

 

 

 

El pasado 17 de diciembre, se celebraron 180 años del fallecimiento de Simón Bolívar.  Y para conmemorar debidamente esta efemérides, la universidad antioqueña que se honra en llevar su nombre, la Pontificia Bolivariana, publica “Simón de la Palabra, Simón de América, Simón Universal”, trabajo monumental de la historiadora Socorro Inés Restrepo R.

Nadie más idóneo para la realización de este trabajo que esta acuciosa y dedicada investigadora. No conocemos en la actualidad, en los países bolivarianos, ninguna otra persona con tan exhaustivo proceso de consagración al estudio profundo y amplio del perfil, el carácter, la cultura y la obra heroica de “el Libertador”. 

Esta graduada en Filosofía, con maestría en Educación, se ha entregado casi totalmente al ingente esfuerzo de buscar, compilar, analizar y divulgar todo el material literario acerca del padre de nuestra patria.

Como si fuera poco, esta inmensa obra es apenas la culminación del extraordinario acopio de larga data de una gigantesca colección bibliográfica y museística que ha reunido en compañía de su hermano Juan Guillermo Restrepo Restrepo, también erudito historiador y ferviente bolivariano.  Este invaluable museo doméstico comprende más de 620 piezas de memorabilia y 2.500 volúmenes alusivos a Bolívar. 

Y a lo largo de tan inusitado logro, Socorro Inés Restrepo ha trabajado ad-honorem, por muchos años, en la Academia Antioqueña de Historia, como Secretaria General, y, además, como presidente de la Sociedad Bolivariana de Antioquia, entidad que acaba de celebrar 60 años de fundada.

El libro del que nos ocupamos hoy es un análisis crítico de  la producción literaria que ha abordado la figura de “el Libertador”, desde la primera aparición de su nombre en la “Gaceta de Caracas” (1813), hasta la novela contemporánea, cimentado las emociones producidas en el lector, tanto por la  fidelidad histórica, como por la calidad de los diversos autores analizados.  La autora hace énfasis en que no debe verse como una antología.

Acerca de este volumen, Rafael Iván Toro, presidente de la Academia Antioqueña de Historia, escribe en el prólogo del libro: “Socorro Inés Restrepo ha logrado que su sangre generosa construya dentro de sí,  una imagen valiosa y valedera de don Simón Bolívar; una imagen desnuda de todo prejuicio; una imagen de hombre, el cual como lo escribe Ortega, “si Dios se hizo hombre, hombre es lo más que se puede ser”. Esta imagen, tan manida por tantos y tantos escritores, es renovada al analizar diversas e interesantes facetas: la épica, la poética, la dramática. Con base en esos pilares literarios, la autora nos ofrece un magnífico trabajo, digno de ocupar espacio privilegiado en toda biblioteca, para que a través de sus luces, las generaciones actuales conozcan y difundan el pensamiento bolivariano”.

A continuación, deseamos dar a conocer a nuestros lectores un breve panorama de lo que podrán encontrar en los cinco capítulos de este tomo:

 

De la Historia a la novela:

 

En las novelas bolivarianas analizadas en este libro, se encuentran tanto las que hacen énfasis en lo histórico y mantienen cierta fidelidad a los acontecimientos, como las que se alejan de la realidad (novelas de total ficción) y las que guardan un equilibrio entre lo histórico y lo imaginario. En este capítulo, Socorro Inés Restrepo se enfoca en las siguientes novelas: “Se llamaba Bolívar”, de Enrique Méndez Campo; “El mariscal y la dama”, de Kasimir Edschmid; “La amante inmortal”, de Víctor von Hagen; “La caballeresa del sol”, de Demetrio Aguilera Malta; “Una noche de septiembre”, de Augusto Morales Pino; “Las lanzas coloradas”, de Arturo Uslar Pietri; “La Carujada” y “La Esposa del doctor Thorné”, de Denzil Romero; “La risa del cuervo”, de Álvaro Miranda;  “Sinfonía del Nuevo Mundo”, de Germán Espinosa; “Conviene a los felices permanecer en casa”,  de Andrés Hoyos; “La ceniza del Libertador”, de Fernando Cruz Kronfly: “Cuando las casas hablan”, de Martiniano Bracho Sierra; “El Insondable”, de Álvaro Pineda Botero; y, finalmente, “El General en su laberinto”, de Gabriel García Márquez.

 

Bolívar hecho canto:

 

Este capítulo está dedicado a la poesía bolivariana.  Ante la imposibilidad de reproducir todo lo que los poetas de América y de Europa han dedicado a “el Libertador”, Restrepo ha tomado una muestra de cada uno de los principales autores que han rendido homenaje a Bolívar a través del verso,  Se inicia esta revisión con la poesía sobre este protagonista que fue escrita en vida del propio héroe. No sólo la poesía culta, prototipo de la cual se considera el “Canto a Junín”, de José Joaquín Olmedo, sino también la popular, de repentismo y trovas.

Se registra también la poesía del siglo XIX posterior al fallecimiento de Bolívar, con la riqueza del Neoclasicismo y del Romanticismo. Se destacan las producciones de  José Joaquín Ortiz, José María Samper (de suyo interesante porque de acérrimo opositor de Bolívar, pasó a ser gran devoto bolivariano); Rafael Pombo, J.M. Rivas Groot y José Asunción Silva. De este último, es importante comentar que su poema “Al pie de la estatua” es la única muestra suya que se tiene de poesía patriótica. 

El lector se encontrará también con la riquísima producción para celebrar el centenario del nacimiento de Bolívar, en 1883, con antologías como la del embajador Soffía, de Chile.

Luego se explora la poesía bolivariana producida durante el siglo XX, período en el cual se rompe con los cánones y preceptivas tradicionales y se exploran nuevas formas. La autora selecciona un ramillete precioso de cantos a Bolívar compuestos por algunos de los mayores poetas de América, como Rubén Darío, Juana de Ibarbourou, Santos Chocano, Asturias, Neruda, amén de un gran número de fervorosos creadores colombianos. “Todos los poetas de América cantan a Bolívar”, dice Restrepo.  Así, en el libro aparece por lo menos una manifestación poética bolivariana de cada país de nuestro continente. 

 

Una vida muchos rostros

 

El teatro, la ópera, el cine, la televisión, las escenificaciones, también se han  ocupado de “el Libertador” y nuestra autora, Restrepo, de todo ello.  Ya  en 1819,  la pieza cómica “Les Bolivars et les Morillos” triunfaba en los teatros de Paris.

De 1830 a 1833, aparecieron varias obras, entre ellas, la polemizante “La conspiración de septiembre”, de José María Samper, escrita en su época de antibolivariano. De este volumen hay muy pocos registros en los libros de historia de la literatura colombiana. La obra reposa en la Biblioteca Nacional de Colombia. Allí están, además, “Dialogo entre Bolívar y el sargento Miguel”, “Su ordenanza”, “La batalla de Boyacá” y “Los traidores de Puerto Cabello”. 

En el siglo XX se dio a conocer la pieza “Bolívar, poema romántico”, de Francisco Villaespesa, trabajo de pésima factura escrito por compromiso político con el dictador de Venezuela, Juan Vicente Gómez, quien influiría posteriormente para que el antioqueño Fernando González escribiera un tomo de homenaje a Bolívar, luego de que González se hubiera referido siempre a “el Libertador” en términos ofensivos.  Tiempo después, González publicaría también un libro para rendir tributo al sangriento y temible tirano Gómez.

Entre las piezas contemporáneas, encontramos, entre muchas: “Las tardes de Manuela”, de José Manuel Freidel, obra de corte eminentemente modernista; “El Libertador y la guerrillera”, única obra dramática del maestro Germán Arciniegas, en la que se permite las libertades que como historiador no podía tomarse.

En el campo de la Ópera, hace bien la autora al referirse a la “Epopeya de Bolívar y otras zarzuelas”, de José María Ponce de León; “Bolívar”, con letra de Jules Supervielle y música de Darius Milhaud, y “Bolívar” de nuestro  Francisco Zumaqué, con textos de Juan Camilo Jaramillo y Roberto Salazar.  

En cuanto al Cine, según la visión de la autora, cuando este arte se ha ocupado de Bolívar los resultados no han sido muy afortunados, ya que han pesado más los intereses comerciales que el rigor por la divulgación de la verdad histórica. En este apartado del libro, Restrepo hace mención de algunos intentos, proyectos y realizaciones cinematográficos en relación con Bolívar. El primer intento del que se tiene noticia, provino de Lester Cowan, pero no se llevó a efecto. Luego Dino de Laurentis hizo el anuncio de una película sobre “el Libertador”, que, según él, sería “espectacular”. Sin embargo, no pasó del intento.  Lo mismo que el proyecto de Ronald Lubin, en 1963.

Julián Soler interpretó a Bolívar, según los críticos “con dignidad y respeto”, en la cinta “Simón Bolívar”.  En el Festival de Cine de Cartagena, se presentó la película “La epopeya de Bolívar”, dirigida por Alejandro Blasetti. Suscitó  muchas controversias, y la crítica de Venezuela y Colombia fue implacable, con protestas de la Sociedad Bolivariana de Colombia, que la considera “antihistórica”.

También merecen mención “La ruta de los libertadores”, de Francisco Norden, y “Bolívar soy yo”, de Jorge Alí Triana.

En el campo de la televisión, la mejor y más recordada producción sobre Bolívar ha sido “Bolívar, el hombre de las dificultades”, y, en el de escenificaciones, la autora destaca las que ha realizado el Ejército Nacional en diversas efemérides, a partir de en 1919, siendo presidente de la República don Marco Fidel Suárez.

 

Perenne y cotidiano

 

Este capítulo se ocupa de la información que sobre Bolívar ha aparecido en la prensa a partir del siglo XIX. La primera mención la hace la  Gaceta de Caracas en 1813, que registra la noticia de  la llegada de Bolívar a la Nueva Granada, que llama “invasión” y la proclamación como Libertador. El libro hace un recuento del tratamiento que la prensa de aquel tiempo, de América y de Europa, da a Bolívar.

La autora presta especial atención a la manera cómo los medios europeos registraron la muerte de “el Libertador”, en 1830, y de cómo la prensa se unió a la celebración del centenario de su natalicio, en 1883.

Por supuesto, el libro analiza también el espacio que, a través de los decenios, los principales periódicos y revistas del país, han asignado a difundir la memoria de Bolívar y el legado bolivariano.   La conclusión a la que llega la autora es que este espacio en los medios es cada vez menor.

En este capítulo, Restrepo aborda los textos periodísticos sobre Bolívar, dependiendo de sus temáticas específicas: familia; formación y pensamiento; eventos en la vida de Bolívar (el que más páginas ocupa a lo largo de este periodismo bolivariano), el decreto de “guerra a muerte”, la Batalla de Boyacá, la firma del armisticio y regularización de la guerra, la creación de la Gran Colombia y el atentado septembrino, temas apasionantes para  columnistas y estudiosos. Restrepo presenta las diferentes visiones: desde las de los más devotos bolivarianos, hasta las del más acérrimo antibolivarianismo.

Finalmente, la autora incluye un subcapítulo sobre la prensa conmemorativa de las efemérides celebradas en 1919, 1930, 1942, 1969,1980 y 1983.

 

Fábulas en la Historiografía Bolivariana

 

Este capítulo reseña y analiza  las obras y los autores que han detractado del Libertador,  tanto en el siglo XIX como en el XX, y cómo han servido de fuente para las posturas que se observan hoy en día en quienes reniegan de la figura de Bolívar.  Respecto de este trabajo de deber referirse a aquellos que han negado el heroísmo y el mérito de Bolívar, la autora nos manifiesta: “Lo expresamos en alguna parte del libro,  ‘la tarea más odiosa para un bolivariano: la lectura de las diatribas contra de El Libertador’. Sin embargo, consideramos que no le han hecho mella a su gloria, y que lo único logrado es uncirse al carro de la victoria, aunque sea arrastrando en sus pies el lodo de su propia bajeza”.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo

Comentarios