Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

3 enero 2010 7 03 /01 /enero /2010 11:01

  

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ
El Mundo, 24 de junio de 2009


Ya que estamos metidos en la polémica que ha desatado mi columna “Traición a Fernando González”, necesito comentar varios puntos:

- La Alcaldía de Envigado transcribió entera mi columna, en un comunicado de prensa, en el cual la consideran “de interés para todos”.   Sin embargo, a los dos días, el Secretario de Educación de Envigado manifestó que ese comunicado oficial de la Alcaldía no reflejaba la opinión de la misma, y redactó un nuevo boletín.  ¿Qué intereses tan poderosos juegan en nuestros medios políticos y económicos, que son capaces de hacer que la opinión de los funcionarios, en un caso como este, no pese a favor de la Alcaldía, sino de sus contrincantes?

- El periódico EL MUNDO se interesó por este debate y publicó un artículo de casi página entera, ejemplo de equilibrio informativo.

- El ex senador Raúl Tamayo Gaviria se unió a nuestras protestas contra la Corporación Otraparte y publicó, en El Colombiano, la columna “Ataques a Envigado”.  Dicho artículo se mantuvo durante el sábado como el más votado  en Elcolombiano.com, y como el segundo más leído.  

- También se unió a nuestros argumentos el columnista Carlos Andrés Pérez, quien publicó, en El Colombiano, “Revolucionarios arcaicos en Medellín”, acerca del reconocimiento que el Municipio de Medellín y la Corporación Otraparte han querido rendir al cincuentenario de la dictadura de Fidel Castro.  Afortunadamente, parece que estas protestas han servido para que estas instituciones recapaciten en algo su posición ante esa absurda celebración.  Sin embargo, ya es tarde en cuanto a la exposición “50 años de una Revolución Solidaria” (de la cual también es coorganizadora Otraparte), la cual ya está abierta al público.   

- El siempre contundente Saúl Hernández también hace una mención en contra de ese homenaje, en su pasada columna en El Tiempo.

- “Gracias por este acto de valentía y honestidad intelectual”, nos escribió el poeta Víctor Bustamante, quien procedió a reproducir mi columna, en su magnífica revista virtual “Neonadaísmo”, y la envió a sus suscriptores en todo el continente.  

- El director de Otraparte apareció en “Telenvigado”, afirmando que mi artículo era “mentiroso”.  Lo confronto y lo invito a que demuestre que he mentido y a retractarse, si no puede probarlo.   Sería conveniente, además, que respondiera, sin sofismas, a las quejas que he enunciado.

- La defensa de Otraparte, en Caracol, fue asumida por Pascual Gaviria (ustedes juzgarán).

- Es cierto que Otraparte logró presentar a la Alcaldía una carta con numerosas firmas, de las cuales la gran mayoría es de jóvenes y universitarios, aunque incluyen, además, las de algunos intelectuales y representantes de entidades culturales.   Pero es importante que el público se dé cuenta de que casi todos los intelectuales que concedieron su firma, cuando lo hicieron, no estaban enterados de los hechos que la investigación desarrollada por este columnista pudo descubrir y revelar, pues mi columna fue publicada cuando ya iba muy adelantada la recolección de firmas.  En otras palabras, firmaron a favor de la cultura, en términos generales: por la labor cultural desarrollada en la casa Otraparte, desde hace muchos años, y por lo que Fernando González significa.  

Si estos intelectuales hubieran conocido dichos datos, la mayoría no habría firmado.  Estas firmas desinformadas fueron también las que influyeron drásticamente en la decisión del Alcalde de dar marcha atrás, a favor de una conciliación con Otraparte, a pesar de los hechos.

- Los jefes de Otraparte crearon en Facebook el grupo “Apoyemos a Otraparte” e invitaron a más de 5.000 de sus allegados a unirse.  De quienes contestaron, 1.195 rechazaron la invitación y 725 decidieron apoyarlos.

- Vecinos de Otraparte aprovecharon para reiterar sus quejas contra las rumbas que se hacen en el café-bar de ese museo.  El señor Sergio Jaramillo Pérez nos escribe: “Es cierto que producen mucho ruido hasta altas horas de la madrugada y se le suma que construyeron sobre una zona o retiro sin permiso del Municipio de Envigado, perjudicando la seguridad y privacidad de la Unidad Residencial Santa Mónica.  
Tenemos entendido que ya realizaron la visita técnica y solicitaron demoler parte de la construcción del café- bar que no tiene permiso.  (...) Se entrevé el interés económico desmesurado de la entidad, ya que quienes lo administran, lo hacen sin tener en cuenta las normas mínimas de respeto hacia sus vecinos, que en este caso serían los primero que los apoyarían en estos momentos”.

Otros vecinos añadieron que han buscado el diálogo con Otraparte, pero ha sido imposible.  Han tenido, entonces, que acudir a la Inspección de Envigado, la cual, por citación, solicitó la presencia del representante de esa entidad, para una conciliación.  En la reunión, dicho representante se habría comprometido a cesar los disturbios.

Sin embargo, Otraparte no habría cumplido su compromiso.  Por el contrario, según los vecinos, el ruido se ha acentuado, pues, “antes, por lo menos era sólo los fines de semana; ahora, es desde el lunes”.   Además, “A pesar de que ellos tienen un parqueadero, hay carros, todas las noches, obstaculizando la vía”.

- He recibido muchos mensajes de apoyo de mis lectores.    Pero los jefes de Otraparte enviaron un comunicado pidiendo respaldo a sus más de 7.000 contactos, con la consecuencia de que recibí una docena de mensajes agresivos de parte de amigos de esa entidad.  Me llamaron “gusano antirrevolucionario”, “obdubiliado”, “fascista”, “idiota” y hasta “hp”.  No faltó quien asegurara que, detrás de mi columna, estaba la mano de Álvaro Uribe.

Desde antes de escribir la columna, sabía que, al estar nuestras entidades culturales infiltradas por la extrema izquierda, no era conveniente denunciar los atropellos de los negociantes de la cultura.  Sin embargo, me habría sentido sumamente avergonzado si me hubiera quedado callado, ante tales excesos, cuando tengo la oportunidad de protestar.  Mi conciencia no me lo habría perdonado.


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección
A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=120049&imagen=&vl=1&r=buscador.php

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios