Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

22 febrero 2011 2 22 /02 /febrero /2011 22:47

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 9 de febrero de 2011

 

El editorial de EL MUNDO del pasado sábado celebró las declaraciones del Gobierno Municipal acerca de la determinación de que el Metroplús, en un mediano plazo, sea movido por corriente eléctrica y no por combustibles fósiles.  Nos unimos a las sensatas consideraciones de ese editorial y compartimos con él no sólo la complacencia ante este importante anuncio, sino también la preocupación acerca de la longitud del término que habremos de esperar antes de la implementación de la energía eléctrica en reemplazo del gas, como fuente motora de este sistema de transporte masivo, que tan ansiosos estamos de ver inaugurado. 

Desde todos los ángulos, la opción más conveniente para la alimentación de los vehículos del Metroplús es la de la electricidad.  Suena aceptable la idea de alquilar buses movidos por gas, para ser utilizados solamente en el período inicial de prueba del Metroplús, mientras se instalan las redes y sistemas necesarios para el funcionamiento eléctrico.  En caso de que vaya en firme esta iniciativa, esperamos que los líderes de la Administración Municipal hagan los esfuerzos pertinentes para que el lapso de espera hasta la puesta en marcha de los vehículos eléctricos sea el menor posible.  

No es para nada saludable que los pulmones de nuestros conciudadanos deban exponerse  por largo tiempo a los peligros que entrañan los buses de gas.  Como escribíamos, desde estas mismas páginas, en el año 2008, el gas emite partículas finas y ultrafinas que van directamente al torrente sanguíneo y a los pulmones y causan enfermedades irreversibles del sistema respiratorio, del corazón y del cerebro. El aire contaminado puede quitar hasta dos años de vida, según la Comisión Económica para Europa.

Los efectos letales del gas se incrementan en Medellín, pues esta ciudad se encuentra en un estrecho valle, cercado por altas montañas, que no permiten que los vientos se lleven la contaminación. Por tanto, el veneno termina, irremediablemente, en nuestros pulmones.
Vemos ya cómo en nuestra “Tacita de Plata”, a causa de la contaminación atmosférica, hay un promedio de más de 30.000 consultas anuales, para atender enfermedades respiratorias en niños menores de 6 años.  Y en nuestro país, la polución es la causa de muerte de 8.700 personas al año. Es decir, de 25 personas al día (más de una por hora). 
Como me comentaba un ingeniero, un motor de gas, con el deterioro que conlleva el uso, comienza a producir metano, que es el tóxico más perjudicial para el planeta, en tiempos del Calentamiento Global. Además, estos mismos motores (de combustión interna) funcionan por explosiones y, por tanto, son, aproximadamente, un 60% más ruidosos que los motores eléctricos. De modo que con los vehículos eléctricos nos ahorraremos problemas no sólo de respiración sino también de audición.
Además, como han señalado tantos expertos, con un Metroplús de gas no se les podría garantizar a los usuarios una estabilidad en el precio del uso de este transporte, ya que el precio del gas no se puede controlar: está ligado al precio del petróleo.
Y, como ya se ha anunciado, en nuestro país se sabe ya que en pocos años escasearán las reservas de este combustible no renovable. ¡Mientras nuestra región tiene inmensas “reservas” de ecológica y económica energía eléctrica!

Bien, entonces, por el señor Alcalde, por su buena disposición para este cambio tan positivo en la planeación del Metroplús. 

Lo único que me entristece es que este anuncio oficial nos llegue apenas poco más de un mes después de la muerte de Julio Jiménez Zuluaga, quien fuera el más activo apóstol de la causa del Metroplús eléctrico.

Recuerdo el entusiasmo con el cual Julio se entregó a la misión de concientizar a los medellinenses de las numerosas razones por las cuales este sistema de transporte debía ser movido por electricidad.

Y esta fue sólo una de las numerosas batallas de Julio por la defensa del medio ambiente y de la naturaleza en nuestra ciudad.   Donde hubiere masacres de árboles o proyectos que atentaran potencialmente contra la calidad del aire, allí estaba Julio Jiménez protestando en compañía de sus amigos del Colectivo Ecológico y Ambiental de Medellín, entidad de la cual fue cofundador y de la que se constituyó en vocero.

Con sus compañeros, en pos de la defensa del patrimonio ambiental del Valle del Aburrá, Julio escribía artículos, organizaba marchas y manifestaciones pacíficas, contactaba a los medios de comunicación y a los líderes académicos y políticos de nuestra ciudad, en un permanente llamado a la sensatez, guiado no sólo por el sentido común, sino también por la autoridad que le daban sus conocimientos profesionales y su experiencia como ingeniero.

Y su pasión por la naturaleza no se limitaba a la activa protección del reino vegetal (y a su estudio, era consumado botánico), sino que también abarcaba al animal.  Apasionado por las aves y erudito conocedor de las mismas, fue, durante más de un decenio, el diligente secretario general de la Sociedad Antioqueña de Ornitología.  Asimismo, escribió numerosos textos sobre esta materia.

Valga la pena anotar que todos estos trabajos los desempeñaba ad honórem, guiado sólo por el objetivo de contribuir en algo a vivir en un mundo con una comunión más consciente entre los seres humanos y la naturaleza.

Se nos fue prematuramente un gran líder. ¡Paz en su tumba!

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios