Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

9 mayo 2011 1 09 /05 /mayo /2011 16:43

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 6 de mayo de 2011

 

Esta semana, con la noticia del fallecimiento de Ernesto Sábato, me he acordado especialmente de una curiosa anécdota:  en el año 2003, durante un inolvidable almuerzo en Bogotá, el gran poeta antioqueño Rogelio Echavarría me contó que desde hacía años mantenía correspondencia con Ernesto Sábato y que el argentino era admirador de su trabajo poético. 

En el 2005, cuando me disponía a hacer una gira de recitales de poesía por Suramérica, llamé al poeta Echavarría y le pedí el teléfono de Sábato, para poder hacerle una entrevista en su casa en la calle de Severino Langeri, en Santos Lugares, cerca de Buenos Aires.  Segundos después, Echavarría, quien, para mí, es el único verdadero poeta hombre que queda en Colombia (los otros somos pseudo-poetas), encontró el número en la inmensa lista de sus contactos nacionales e internacionales.

Una vez en Buenos Aires, llamo al teléfono que Echavarría me dio y me contesta una dama, quien, tajantemente, me dice: “Él está muy enfermo y no puede recibir a nadie”.  Yo le pregunto: “¿Hablo con la esposa del Maestro?”, a lo que ella contesta: “Su esposa murió hace años” y me despacha rápidamente...

Meses después, una amiga paisa allegada a la casa de Sábato me confirma que quien me contestó el teléfono fue Elvira González Fraga, cónyuge de hecho de Sábato, y que ella, pese a ser la compañera inseparable del cimero autor argentino-italiano, siempre ha rechazado que le digan “La esposa de Sábato”, pues, según ella, este título sólo podría llevarlo Matilde Kusminsky Richter, eterno amor de Sábato y madre de sus hijos mayores. 

Ejemplo interesante, visto que en nuestro país, en la mayoría de los casos, la situación es exactamente la opuesta: las parejas que conviven sin casarse y los divorciados vueltos a casar por lo civil se presentan ante la sociedad (con todo derecho) como esposos y, en la disyuntiva entre el amor, la realización personal y la fe de sus mayores, resuelven quedarse con todos: van juntos a misa y comulgan, ¡a pesar de que la Iglesia todavía predica que estos no tienen derecho a la comunión y que están automáticamente por fuera del Reino de Dios!  Acerca de esto, me decía hace poco un sacerdote que, según San Pablo, el que reciba el Cuerpo de Cristo “en pecado mortal”, “se está comiendo y bebiendo su propia condenación” (I Cor. 11,29).

Pero, como ni el amor ni el dolor dependen de actas notariales o eclesiásticas, en estos días, ante el deceso de Sábato, González Fraga ha asumido con propiedad el papel de viuda y ha atendido a periodistas del mundo entero. 

Los que los conocieron en su vida de pareja, dicen que la devoción y el amor de Elvira hacia Sábato eran inmensurables. Su vida era él.  La viuda de Sábato cumple los requisitos de dramatismo, “rebeldía” y misterio necesarios para convertirse en “media naranja y ángel de la guarda” de un eminente hombre de ciencia que se convirtió luego en una de las plumas más altas de la Literatura Latinoamericana.  Valdría la pena explorar a fondo este personaje encerrado y silencioso, que, sin duda, tiene una historia maravillosa por contar.

***

Punto aparte:  Una de las damitas de honor del grandilocuentemente celebrado matrimonio del príncipe Guillermo y la nueva princesa Catalina fue una preciosa niña llamada Elisa Lopes, nieta de Camilla Parker-Bowles, duquesa de Cornualles y esposa del Príncipe de Gales.  Al día siguiente del enlace, en La W, Julio Sánchez Cristo se pregunta de qué López será la niña en mención.  Una de sus colegas responde que el apellido es por el yerno de Camilla, “británico, pero de descendencia asiática”.

¡Doble error! Por enésima vez, escucho que a los antepasados se les llama “descendientes” y no “ascendientes”, como debe ser.  Los descendientes son los hijos y nietos, no los padres, ni los abuelos, ni los bisabuelos...

Y en cuanto al yerno de la Duquesa, Harry Lopes (ex modelo de ropa interior de Calvin Klein), su familia no es de origen asiático, sino judío-sefardita-portugués, aunque está presente en la más alta sociedad inglesa desde hace casi 250 años, cuando el acaudalado Sir Manasseh Masseh Lopes fue electo al parlamento.  Desde entonces, los Lopes se han unido a emblemáticas familias de la aristocracia, como los Astor, a los cuales pertenece la madre del yerno de Camilla. 

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios