Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

14 junio 2013 5 14 /06 /junio /2013 06:30

Angel-Gurria2.JPG

 

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

 

 

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, fue uno de los protagonistas del Foro Económico Internacional de las Américas, la reputada Conferencia de Montreal, que concluyó ayer,  jueves.  Allí nos encontramos con este líder mundial, famoso por haber salvado la economía de su país, México, gracias a su gestión como ministro de Hacienda, y por consolidar a la OCDE como uno de los organismos más influyentes del orbe. 

 

Estuvimos conversando con él sobre diversos temas latinoamericanos, especialmente sobre la noticia más celebrada en los últimos días en Colombia: la invitación a este país para hacer parte de la OCDE, la prestigiosa y eminente “escuela de buenas prácticas” de los países más ricos y mejor organizados del mundo. 

 

 

- Hablemos un poco acerca de su propia agenda de prioridades dentro de la OCDE...

 

- La mía, es la que me dicta el consejo de la organización.  Por supuesto, en primer lugar, tenemos el tema del crecimiento, el del empleo, el de la igualdad, el de la juventud, el de la pérdida de confianza en las instituciones, temas sociales tan importantes como educación, salud, infraestructura y vivienda, y luego el tema medioambiental.  ¡Ahora, sólo en la OCDE, hay catorce millones de desempleados más que antes de la crisis!

 

 

- ¿Ha encontrado oposición política o económica a los proyectos bandera que usted ha querido desarrollar a través de la OCDE?

 

- Lo que pasa es que estos son proyectos que tienen que contar con consenso dentro de la OCDE y que implican a todos los países miembros.  Y después tenemos proyectos que implican a un país individual, en un sector específico. Nosotros publicamos regularmente informes sobre los proyectos en los que estamos trabajando en temas como los de, por ejemplo, educación, salud, gobierno o empleo.  Esos proyectos se hacen ya “en automático”, no se tienen que estar decidiendo cada año, y el valor para el mundo entero de tener la disponibilidad de esas series es, precisamente, el hecho de que una misma institución haya medido, comparado y extraído algunas recomendaciones de mejoras prácticas, lo cual sirve a los países miembros y a un número creciente de países no miembros.  Resultado del diálogo que, por ejemplo, tenemos con Colombia, sin ser miembro todavía,  Colombia ya tiene todos los medios para poder adoptar las medidas prácticas, porque, incluso, está participando en muchos de nuestros comités.

 

 

- ¿Qué consecuencias puede tener el hecho de que en América Latina se estén configurando desarrollos desiguales?

 

- La desigualdad en América Latina es un factor que ha sido, prácticamente, una marca de la casa, lo cual es muy serio y muy malo.  Están las desigualdades entre países y, luego, que somos la región del mundo más desigual dentro de cada país.  Es un asunto muy dramático y muy triste, pero también es algo que hay que corregir.  Y eso se corrige con inversión en lo social y con oportunidades de empleo.

 

 

- ¿Cuánto tuvo que investigar la OCDE acerca de Colombia y sus realidades, antes de aceptar el inicio de su proceso de integración a la organización?

 

- Lo mismo que con los demás países.  Colombia fue tratada con absoluta igualdad. Y hay que enfatizar que estamos hablando del inicio de un proceso que, en la práctica, en promedio, ha durado tres años para los demás países. 

 

 

Angel-Gurria.JPG- ¿En qué medida Colombia viene mejorando en su política económica y cuáles han sido las estrategias clave para lograrlo?

 

- En primer lugar, por las cuestiones fiscales.  Las finanzas públicas de Colombia tradicionalmente han sido excepcionales. Hace un tiempo, mientras el área latinoamericana tenía muchos problemas, decíamos que Colombia era muy buen país, pero en muy mal vecindario, porque tenía unos vecinos complicados, como México, Brasil o Argentina. Todos ellos tenían problemas de deuda, y Colombia no.

 

En segundo lugar, porque tiene buenas políticas sociales.  En tercer lugar, porque tiene buenas políticas medioambientales, y, en cuarto, porque está llevando a cabo un proceso de paz muy importante.  Además, es un país con una mezcla de elementos como población, territorio, recursos naturales, etcétera, que lo hacen intrínseca y objetivamente, un país importante para el mundo entero.

 

 

- Desde que Colombia solicitó el ingreso a la OCDE, ¿usted u otros delegados de la organización han visitado el país periódicamente?  ¿Se ha designado a alguien para que trabaje en Colombia de manera permanente?

 

- En los últimos tres años, hemos trabajado mucho con Colombia. Tenemos una interlocución que ha sido casi permanente.  Y esto empezó con el presidente Santos, que, antes de tomar posesión, llegó y les dijo al señor Rodríguez Zapatero, al señor Sarkozy, al señor Cameron y a la señora Merkel que quería entrar a la OCDE. Entonces, todos ellos nos llamaban para hablarnos al respecto.  Después de eso, entramos en un diálogo prácticamente permanente, en temas sustantivos.  Ha habido muchas misiones que han ido a Colombia y otras que han venido a la sede de la OCDE y se han inscrito en muchos comités, subcomités y grupos de trabajo. Esto es lo que hizo que los miembros de la organización decidieran que Colombia estaba ya lista para iniciar el proceso.

 

 

- En caso de firmarse la paz, ¿cuál sería el impacto económico para el país: inversión, empleo, crecimiento del PIB, entre otros?

 

- Ahí, como dicen: “The sky is the limit”.  Porque no sabemos cuántas oportunidades se quedaron en el tintero, por la guerra.  Pero, una vez estalle la paz, vamos a poder explorar esas fronteras y vamos a saber cuántos de los inversionistas del mundo consideraban que Colombia era un lugar interesante para invertir, pero que prefirieron no hacerlo, en virtud de que había problemas de guerra o de violencia.  Si se elimina esa violencia, seguramente habrá una gran cantidad de inversionistas, que, finalmente, van a decir: ahora sí. Y eso se va a traducir en empleos, en oportunidades, en exportaciones, en más tecnología, etcétera.

 

 

- La OCDE es reconocida como el club de los países de economía más sólida.  ¿El hecho de que Colombia tenga una biodiversidad y un patrimonio ambiental tan importantes podría influir en el posicionamiento del país dentro de la organización?

 

- En la OCDE, tenemos de todo: desde países que tienen unos cientos de miles de habitantes, hasta otros, como los Estados Unidos, que tienen trescientos millones de habitantes y que son una enorme potencia, desde el punto de vista de recursos.  Está también, por ejemplo, el Canadá, país sumamente rico en materia de energía, agua, recursos naturales, bosques, territorio.  Este, además, es un país con una población relativamente modesta, todo lo cual le da un potencial enorme.

 

Así que la dotación en recursos naturales es una de las cosas que hacen atractiva a Colombia. Pero no es la única ni la más importante.  Lo más importante es que Colombia tiene, sobre todo, una dotación de talento, de gente preparada y de jóvenes, que le van a permitir sumarse al esfuerzo mundial por el crecimiento y el bienestar.

 

 

- ¿Cómo puede Colombia proteger al agro en medio de su apertura económica?

 

- Con productividad, con más tecnología, haciendo más inversiones y usando mejor la tierra y el agua, para convertirse en un gran exportador, además de asegurar de manera eficiente el abastecimiento de la demanda interna, que, conforma vaya subiendo el nivel de bienestar, va a ir cambiando y se va a ir enriqueciendo, se va a ir haciendo más compleja, de más proteínas, etcétera.  Eso es que lo que ha pasado en el mundo entero, es lo que está pasando ahora en China y también pasará en Colombia, país con una muy dinámica y vibrante clase media, que será el principal motor de su crecimiento futuro.

 

 

 - ¿Según los expertos de la OCDE, en Colombia podría estar presentándose 'Enfermedad Holandesa'?

 

- ¡A los pobres holandeses, siempre les sorprende mucho que uno les diga esto de la 'Enfermedad Holandesa'!  Pero creo que esa pregunta se la tienen que hacer los colombianos todos los días, para que siempre lleguen a la conclusión de que no.  Hay casos muy claros de buen manejo, de buen comportamiento y buena reacción, ante una bonanza de recursos.  Yo lo puedo decir, porque soy mexicano y me habría gustado que mi país fuese uno de los ejemplos más interesantes, pero no lo es.  Puedo hablar de lo que hicieron los chilenos con el cobre; o los noruegos, con el petróleo.  Son países que han manejado bien la dotación natural que han tenido, y, en lugar de dejarse llevar por el espejismo de decir 'Ahora ya somos ricos', han podido segregar esos recursos y los tienen como una cuestión intergeneracional. 

 

Por otro lado, es necesario manejar la coyuntura de manera apropiada. Teniendo esos recursos en el banco, se asegura que podamos hacer lo necesario para los que vienen, pero también permite algún espacio para ser más flexibles en las situaciones de hoy. 

 

 

- Para dar bienvenida a un proceso de candidatura de Colombia para adherir a la OCDE, ustedes hubieron de hacer muchos análisis sobre Colombia y sus realidades.  ¿Comparando a Colombia con otros países, cómo encuentra a este país en materia de eficiencia tributaria?

 

- Yo no quisiera referirme a ningún aspecto en particular.  Pero, como todos los países del mundo, casi sin excepción, el esquema tributario se puede mejorar, en primer lugar, para que recaude, para lo cual hay que luchar contra la evasión y  la elusión de los impuestos, y, en segundo lugar, para que estimule la inversión y el empleo y para que atraiga empresas nacionales y extranjeras.  E insisto en que se comparta la carga, para que las empresas en Colombia, nacionales o extranjeras, contribuyan al bienestar, sobre todo de los colombianos menos favorecidos.

 

Si Colombia crece más rápido, si su clase media crece más rápido, si las capas más vulnerables de la sociedad colombiana tienen mayor capacidad de compra, a las empresas que se localicen en Colombia les irá mejor.

 

 

- ¿Es cierto que la OCDE puede llegar a considerar los parafiscales en Colombia como un gravamen que es necesario suprimir, para hacer más atractivas las oportunidades de inversión extranjera?

 

- De las recomendaciones de políticas, ya hablaremos, en los años que vienen.  Nosotros hemos hecho un informe económico sobre Colombia, que puede ser leído en la internet, y en él están todas nuestras recomendaciones.  No quisiera discutir sobre ninguna de ellas en particular. 

 

Obviamente, un país tiene que tener suficientes ingresos que le permitan llevar a cabo todas las tareas que tiene como mandatos públicos y, al mismo tiempo, no incurrir en deuda excesiva.

 

Gurria3.JPG

 

 

 Fotos:  Blanca Victoria Solórzano

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez
Comenta este artículo

Comentarios