Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

22 marzo 2010 1 22 /03 /marzo /2010 02:08

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 11 de noviembre de 2009
 

Por estos días, la Academia Antioqueña de Historia está estrenando presidente.  El filósofo, historiador y especialista en Lenguas Clásicas Luis Javier Villegas Botero acaba de posesionarse, en reemplazo del diligente y culto Raúl Aguilar Rodas, quien, entre otros muchos méritos, fue uno de los fundadores de EL MUNDO.

Resulta interesante considerar que Villegas Botero es la primera persona con título universitario en Historia que llega a la presidencia de esa benemérita institución, que el próximo 3 de diciembre celebrará 106 años de invaluables servicios al departamento, con la compilación y divulgación de nuestra historia. Gracias a que su hermano Fabio Villegas, académico de la Historia y columnista de EL MUNDO, nos hizo llegar el discurso de posesión, podemos citar la explicación al respecto: “Esta aparente paradoja tiene su explicación en que solo desde unos 30 años para acá se introdujeron en el ámbito universitario antioqueño y colombiano los estudios profesionales de Historia, por lo cual la investigación, docencia y escritura de esta estuvieron en manos de profesionales de otras disciplinas (...) alcanzando logros inestimables en la construcción de una memoria viva de hechos y personajes que, de no mediar su paciente, inteligente y amorosa labor, hubieran quedado sepultados en el olvido”.

Y ahora que la Academia ha decidido dejarse conducir por un representante de la vertiente universitaria de los estudios históricos, ciertamente no se ha equivocado al escoger al doctor Villegas, quien cuenta con un curriculum sobresaliente y goza del respeto y el aprecio tanto de los historiadores “empíricos” de Antioquia, como de los rigurosos círculos de las facultades de Historia.

Villegas Botero es licenciado en Filosofía y Letras de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Historia, de la Universidad Nacional. Su desempeño profesional se ha enfocado en la docencia, en las universidades Nacional (profesor honorario), de Antioquia, Pontificia Bolivariana y del Tolima.  De estas dos últimas también fue decano. Por falta de espacio, no mencionamos los títulos de sus libros, algunos de los cuales han sido premiados.   

Entre los retos que asumen el doctor Luis Javier y los miembros de la Academia se encuentra el de lograr el desarrollo del exhaustivo y ambicioso programa de análisis histórico y promoción del Bicentenario de la Independencia de Antioquia (2013) “Memoria y Horizontes”, que realiza la Academia en llave con la Gobernación.  Además, la Academia se prepara para conmemorar los 500 años de la fundación del primer asentamiento español en tierra continental americana, que se produjo a finales de 1509, precisamente en Antioquia (en Necoclí).  Algunos otros aniversarios importantes que se avecinan son el centenario del ascenso al poder del antioqueño Carlos E. Restrepo, quien fuera miembro de la Academia, y los 60 años de la fundación de la Sociedad Bolivariana de Antioquia.

Tuve una larga conversación con el eminente cartógrafo e historiador Germán Suárez Escudero, quien me comentó que la semana pasada la Academia decidió exaltar a la consagrada educadora Alicia Giraldo Gómez, como Presidente Honoraria.  Doña Alicia, quien está cumpliendo 30 años de ser miembro de la Academia, se entregó en cuerpo y alma a la institución, durante más de tres lustros, como secretaria general (ad honórem).  Con esta nueva distinción, se constituye en la primera mujer en ser enaltecida con la máxima dignidad de la corporación.  Reemplaza a Monseñor Jaime Serna Gómez, quien falleció hace un par de meses, como comentamos en esta misma columna.  Otra mujer que ha cumplido una meritoria labor en la Academia es su secretaria general, la filósofa y educadora Socorro Inés Restrepo.

El maestro Suárez Escudero nos dio además la feliz noticia de que se acaba de anunciar que el doctor Evelio Ramírez Martínez, ex vicepresidente de la institución, recibirá en el próximo aniversario de la Academia la mayor condecoración de la entidad.  Esta distinción alegra no sólo al doctor Evelio y a su familia y amigos, sino también a sus colegas de EL MUNDO, pues, como bien sabemos, el doctor Ramírez, además de haber descollado como alcalde de Medellín, congresista, embajador y prohombre del liberalismo antioqueño, es uno de los más eminentes columnistas de este diario.

Me complace mucho haberles dedicado estas líneas a tan honorable corporación y a los distinguidos académicos que he mencionado, los cuales despertaban toda mi admiración desde que yo era un niño, cuando mi padrino, Monseñor Juan Botero Restrepo, quien era el presidente honorario de la Academia, me llevaba frecuentemente a las sesiones solemnes de esa ilustre entidad. Pero me complace mucho más saber que esta centenaria institución está más activa que nunca y que, bajo la guía de un experto de la talla de Luis Javier Villegas, es seguro que sacará adelante con excelencia los importantes proyectos y programas que ha asumido últimamente.  ¡Todos debemos honores y reconocimientos a la Academia Antioqueña de Historia!

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios

johan andres salazar 06/09/2010 01:20


Muy interesante lo que escribes acerca de mi profesor. con el cual curso la materia de historia antigua en la Universidad Nacional.
Me complace mucho el haberme enterado por medio de este escrito de los exitos de tan buen docente.