Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

22 marzo 2010 1 22 /03 /marzo /2010 02:13

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 25 de noviembre de 2009

El distinguido galeno antioqueño Humberto Martínez Vásquez fue honrado el pasado lunes con la medalla “Juan del Corral”, que otorga el honorable Concejo de Medellín. El doctor Martínez ha sido el ángel de la guarda de miles de pacientes que han podido beneficiarse de su sapiencia y de su generosidad. Cardiólogo e internista de la Universidad de Philadelphia, ha sido profesor de la Universidad de Antioquia y fundó la primera unidad de Cuidado Intensivo de nuestra ciudad. Caso poco común en el medio, el doctor Martínez ha sido un médico que también ha descollado en el campo empresarial, especialmente en el sector de la construcción. Asimismo, incursionó con éxito en la política y llegó a ser concejal de Medellín, precandidato a la alcaldía de esta ciudad y senador de la República.

Ha sido miembro de importantes juntas directivas, como la de nuestro diario colega El Colombiano, la cual ha presidido en varios períodos.  

Tanto en su trabajo en la ciencia médica, como en sus otras facetas, se ha distinguido siempre por su ética y su honorabilidad.

Desde acá, le enviamos las mayores congratulaciones por este justo homenaje, extendidas a su esposa, Enoris Restrepo de Martínez, una de las mejores columnistas de la ciudad, y a sus hijos, todos profesionales sobresalientes y reconocidos en nuestra comunidad.

- Sea esta la ocasión para felicitar también a nuestra amiga la poeta antioqueña Guiomar Cuesta Escobar, quien el pasado 4 de noviembre se posesionó como miembro de la Academia de Historia de Bogotá.  Para exaltarla a tal dignidad, la Academia organizó un agradable almuerzo en el Jockey Club de Bogotá. En esta oportunidad, la activísima Guiomar, quien ya había sido enaltecida como miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, hizo una presentación de su nuevo libro “Bogotá, valle de los Alcázares”, mediante el cual recrea, a través del verso, la historia de la Capital.  ¡Enhorabuena, Guiomar!

 

Plaza San Martin

 Sergio Esteban Vélez, Guiomar Cuesta y Alfredo Ocampo Zamorano.  Lima, 2005

 

- Otra escritora que se ha dejado insuflar con la pasión por la Historia a través de la Literatura es María Cristina Restrepo, quien, en el pasado mes de octubre, se posesionó como miembro correspondiente de la Academia Antioqueña de Historia.

- Qué orgullo inmenso sentí la semana pasada, cuando, al caminar por una céntrica calle de Montreal, se me atravesó en la mirada una grúa de la cual pendía una escultura monumental de nuestro maestro Fernando Botero. La grúa estaba ubicada en frente de uno de los hoteles más elegantes de esa metrópolis norteamericana y varios técnicos expertos ejecutaban un minucioso y largo trabajo para instalarla al aire libre en el frontis del hotel. Según las directivas de ese establecimiento hotelero, la obra ha entrado a la colección permanente del mismo y será expuesta allí indefinidamente. Permanecí en el lugar durante más de media hora, observando el proceso, con el alma henchida de amor patrio. 

Lo único que lamenté fue no haber portado en ese momento una cámara fotográfica.  ¡Gracias, maestro Botero, por hacernos quedar siempre tan bien!

- Los apreciados columnistas y amigos Eunice Díaz González y José Alvear Sanín nos hacen caer en la cuenta de una “perla” publicada el pasado miércoles en un diario de la ciudad. El periodista autor del artículo (cuyo nombre omitimos, pues, como dice la Iglesia, hay que rechazar el pecado pero no al pecador) escribe: “Las secuelas de haber pisado una mina antipersona, que le destrozó su pie y mano izquierda y le laceró el colon, llevaron aquel hombre forajido y montaraz, ser trasladado al Hospital San Vicente de Paúl, residir más de un mes y medio en el centro hospitalario, someterse a cuantiosas cirugías”.  Cuando comenta que la mina “le destrozó su pie y mano izquierda”, habría sido mejor si hubiera dicho: “le destrozó la mano y el pie izquierdos”.  Cuando habla de “forajido”, debió haber dicho más bien “fornido”, pues este no es el caso de un criminal ni de un fugitivo. Luego, en vez de escribir “llevaron aquel hombre”,  ha debido decir: “llevaron a aquel hombre” y el mismo error se comete con los infinitivos siguientes que también implican la preposición “a”: “lo llevaron a ser trasladado al Hospital, a residir más de un mes y medio en el centro hospitalario y a someterse a cuantiosas cirugías”. Por otra parte, los tres infinitivos que van en hilera en seguida del acusativo no son de buen estilo.

¿Hasta qué fondo está cayendo la elegancia de la redacción en nuestra prensa?

- Normalmente, paso de largo los frecuentes pequeños errores que comete la prensa bogotana cuando publica los nombres de algunos antioqueños de renombre.  Este es el caso, por ejemplo, de Semana, que, en su edición del pasado 26 de octubre, al doctor Jorge Cárdenas Gutiérrez lo llamó “Jorge Cárdenas Santamaría” (confundidos talvez por los apellidos de sus hijos, los Cárdenas Santa María, que no “Santamaría” junto, como lo escribieron). Sin embargo, a la revista Diners de este mes se le fue la mano, cuando en el especial “Medellín y Antioquia, unidos para el desarrollo”, se refiere en todo momento a Federico Restrepo Posada, gerente general de EPM, como “Federico Estrada”, y este es el nombre que también utilizan para el pie de la foto de casi media página que publican de Restrepo.  ¡No hay derecho!

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios