Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

30 agosto 2010 1 30 /08 /agosto /2010 07:13

 

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ PELAÉZ

EL GENIO MADURO Y SU NUEVA OBRA:

“EL COLOR EN EL ARTE COLOMBIANO”

 

Periódico ÓRBITA.  Diciembre de 2006

 

Por: Patricia Helena Vélez R.

pvelez@une.net.co

 

 

El lanzamiento de su libro “El Color en el Arte Colombiano”, por COLORQUÍMICA S.A., la empresa antioqueña que patrocinó el desarrollo del proyecto, le acaricia el orgullo a Sergio Esteban por estos tiempos.  Se trata de un trabajo en edición de lujo que exhibe obras de unos cuarenta pintores colombianos representativos, entre los cuales entrevistó los quince más destacados “acerca de sus incidencias en el color, sus desarrollos en los distintos períodos y consideraciones holísticas y científicas”

 

Una obra donde se divulga “lo principal del color en el Arte Colombiano del siglo XX” y dan a conocer “importantes disquisiciones de reconocidos críticos y conocedores del Arte en Colombia”, cuyo prólogo fue elaborado por el ex presidente colombiano Belisario Betancur y que da cuenta de que este joven de inteligencia superior, quien a los 13 años publicó “Destellos Nocturnos”, su primer libro de poesía, revelándose ante el juicio de los expertos como un gran poeta lírico con un futuro brillante por su interés en las humanidades, la historia, las artes y el conocimiento en general, ha madurado su ensoñación vivencial y encaminado el hacer por elevadas sendas.

 

Su discurrir por las Artes y las Letras comenzó tempranamente de manera intuitiva, cual fuerza de imanes, aunque también lo lleva en los genes, su familia ha tenido inclinaciones artísticas y ha sido con sus padres un permanente respaldo que ha impulsado y apoyado su incursión en las manifestaciones humanísticas.  A la hora de publicar sus libros tuvo varios tutores y maestros que le ayudaron a perfeccionar su estilística, como Luis Flórez Berrío en el campo de la poesía clásica y Olga Elena Mattei en la poesía moderna.

le preguntamos entonces:

 

La inteligencia te hizo diferente a los demás niños, ¿Te llegaste a sentir extraño, cómo te asumiste socialmente?

 

Nunca me he sentido extraño pero los demás sí sienten que soy muy extraño.  A mí me parece que soy muy normal, pero a los demás no.   Ésto me ha llevado a desarrollar una férrea personalidad, a tratar de exaltar mis cualidades y de fortalecerlas en pos de poder crear un mundo interno de tranquilidad.  No diría que soy extraño, porque todos los seres humanos somos distintos y nadie es igual a nadie, pero en la historia de la humanidad ha habido casos excepcionales y se ha visto que éstos muchas veces han dado resultados muy interesantes.

 

Según expresaste a los trece años, con motivo de la publicación del primer poemario, a través de tu obra buscas hacer una contribución al pensamiento humano, ¿Aún es ese el objetivo y el sentido de tu expresión artística?

 

En realidad yo creo que era muy ambicioso querer hacer una contribución al pensamiento humano, porque ni siquiera sabemos si los grandes filósofos y pensadores de la historia han logrado este cometido.  En este momento, mi intención es un poco más humilde. Es sencillamente la de poder hacer catarsis de mis propios pensamientos y consideraciones y plasmarlas en textos que si alguien tiene a bien comprenderlos, puede aprehenderlos o utilizarlos del modo que considere.

 

¿Cuál es la propuesta que subyace a lo largo de tu obra poética y literaria desde sus inicios hasta hoy?

 

Mi propuesta desde mis inicios no ha sido otra que la de los filósofos y pensadores de la humanidad a través de los tiempos, que es la de desentrañar las preguntas fundamentales del ser humano:  ¿Qué es el hombre?, ¿qué es la vida?, ¿qué es el mundo?, ¿qué es Dios?, ¿qué objetivo tiene la existencia?.  Es exactamente lo mismo que los otros indagaron, simplemente con consideraciones muy personales y distintas, teniendo en cuenta el paso de los tiempos y las vivencias propias de quien las escribe.

 

Desde muy temprano te señalaste como amante de todas las artes, a partir de las cuales has concebido “proyectos realizables” para ayudar a mitigar el sufrimiento causado por el hambre en nuestro pueblo colombiano,  ¿Puedes darnos una idea de lo qué son esos proyectos y los planes para su realización?

 

Hace años mis proyectos estaban más enfocados hacia metas políticas, hacia la justicia distributiva de saldo de la deuda social tan grande que hay en nuestros países latinoamericanos, pero con el pasar del tiempo he comprendido que mi misión ha de estar orientada a concientizar estas comunidades, de que sin verdadera gestión cultural y sin realizaciones artísticas o humanísticas, jamás podremos ser países realmente civilizados; entonces mis proyectos actualmente están dirigidos hacia los campos artístico y cultural, y estoy verdaderamente convencido de que este va a será el trampolín que nos llevará hacia una sociedad más equitativa y pacífica. 

 

Has nominado tu poesía como lírica y social, de sentido concientizador respecto a la posibilidad de vivir mejor y preservar el patrimonio universal mediante el uso adecuado de la mente humana, en un mundo de amor y paz, ¿Cómo crees que puede lograrse la construcción de ese mundo humano tan ideal y utópico como se plantea en la actualidad?

 

Anteriormente habría podido pensar en aquel mundo utópico, pero a través de los años me he dado cuenta de que el ser humano es un individuo bifronte en el que se conjugan el bien y el mal, el orden y el desorden, la coherencia y la incoherencia, etc., como un Yin y Yan perenne.  Entonces no ha de ser viable esta realidad utópica de tranquilidad absoluta.  Sin embargo, debemos esforzarnos por hacer un poco más vivible nuestra realidad y llevar un mensaje concientizador acerca del respeto, la tolerancia, la pluralidad.  Creo que el mundo está en un período de entropía, de caos universal, que ha de llevarnos hacia un orden nuevo.  Sólo tenemos que tener paciencia.

 

Has asumido una búsqueda espiritual intensa y profunda y una formación humanística extensa y divergente, ¿Cuál es tu postura frente a la sabiduría?

 

En mi último libro hay un poema en el que, al igual que otros poetas que han escrito sobre este tema, habló de que mientras más sepa un sabio, mientras más estudie, se siente más vacío, más sólo, más desgraciado y se da cuenta de que como dice el tango: “El mundo fue, es y será una porquería”, (porque el tango es una fuente de sabiduría igual que la opera).  Entonces yo entendería la sabiduría no en términos de acopiar conocimiento, sino de saber vivir, es como una laguna espaciosa del ser y sus neuronas, el culmen de usarlas y saber qué hacer con el producto.  Lo decía anteriormente, mientras tú más sabes, más te das cuenta de lo ínfimo que eres.

 

Tienes muchas obras inéditas, entre investigaciones históricas, ensayos y poemarios, ¿cuáles son tus proyectos para editarlas y darlas a conocer, por qué no las has publicado?

 

En Colombia, es sumamente difícil publicar, sobre todo cuando no eres un escritor que está en la rosca de las editoriales y de los altos grupos intelectuales.  Mi amiga Olga Elena Mattei asevera que en Colombia si se escribe no se publica y si se publica no se distribuye, si se distribuye no se vende y si se vende o se regala no se lee.  Sin embargo esto no será causa para que deje de esforzarme para publicar estas obras que tengo.  La próxima que pienso publicar es un libro de 350 páginas, acerca de la vida de mi tatarabuelo, don Luciano Restrepo, que fue el último presidente del Estado Soberano de Antioquia y figura indispensable en el desarrollo antioqueño del siglo XIX, y posteriormente mi otra producción, “Estancias Cerradas”, en la cual me adentro en la vida de grandes personajes de la historia con los que más me identifico, y que tiene unas bellísimas ilustraciones del maestro David Manzur.

 

¿En qué proyectos estás trabajando en la actualidad y qué tienes en mente en un mediano y largo plazo respecto a tu vida y la labor artística?

 

En este momento estoy muy concentrado en todo lo pertinente al lanzamiento de mi libro “El Color en el Arte Colombiano”, que pienso es una gran contribución al acervo histórico-artístico de nuestra cultura.  También en mis proyectos académicos universitarios y estoy encaminado a la reactivación de la Academia Antioqueña de Letras, que hace un tiempo está en receso con motivo de la muerte de su presidente, el doctor Octavio Arizmendi Posada.  Así mismo en la publicación y terminación de otros libros de poesía y de historia.  Posteriormente me gustaría poder viajar a Europa o a Norteamérica a especializarme en Gestión cultural e Historia del arte, para regresar a Colombia a trabajar por la cultura.

 

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ:

 

Sergio Esteban Vélez P. tiene 23 años, cursa el séptimo semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Antioquia.  Realizó cuatro semestres de Derecho en la Universidad Pontificia Bolivariana.  También incursionó en las Humanidades y Lengua Castellana en la Pontificia Universidad Javeriana.  Ha hecho estudios complementarios de teatro contemporáneo en la Universidad de Santiago de Chile; Historia del Arte en la U.PB y piano, Musicología e Historia de la Música, en la Universidad Adventista y la Escuela de Música Amadeus.  Así mismo, ha tomado cursos de perfeccionamiento de Francés e Italiano con docentes varios y además, profundos estudios autodidácticos en casi todas las áreas de la humanística.

 

Su producción literaria es vasta: tiene publicados cuatro poemarios y una obra inédita densa, poética e histórica, también decenas de ensayos de crítica literaria, artística y musical, biografías de antioqueños ilustres y asuntos religiosos e históricos.  Es miembro activo de importantes academias e instituciones de historia, literarias y culturales, nacionales y latinoamericanas.  Ha sido galardonado con distinciones como el “Premio al Humanismo Integral” ASOPROINT (2005), finalista “Premio Nacional de Poesía Porfirio Barba Jacob” (2004), “Premio Literario Jorge Isaacs” (2005), y representó a Colombia en las VII Jornadas Andinas de Literatura Latinoamericana, en Santiago de Chile (2005), entre otros.

 

Destacado en varios homenajes como poeta, ha recibido elogiosos comentarios de personalidades políticas, eclesiásticas, militares, empresariales e intelectuales colombianos y de sobresalientes escritores latinoamericanos.  Numerosas han sido las entrevistas que le han hecho prestigiosos medios de comunicación nacionales e internacionales y las presentaciones poéticas y literarias que ha ofrecido en Colombia, Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima.  Tiene publicaciones en Colombia, España y Suecia y ha sido organizador y director de un centenar de eventos culturales.  Su colaboración ha sido intensa desde los seis años de edad en medios periodísticos: radio, prensa e internet.  Actualmente es corresponsal de la revista española de poesía “El Membrillo” y encargado del área cultural en el portal “De la Urbe Digital”.

 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios