Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

3 julio 2013 3 03 /07 /julio /2013 10:40

 

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

 

 

 

Acaba de culminar la versión 2009 del tradicional Festival de Verano de Quebec.  Este año, varios de los multitudinarios conciertos de este certamen fueron protagonizados por artistas hispanoamericanos. 

 

Con Placido Domingo-copia-1

 Sergio Esteban Vélez y Plácido Domingo, en el Festival de Verano de Québec. 2010.

 

Desde hace cuarenta y dos años, el Festival de Verano de Québec se ha consolidado como una de las festividades más queridas por los franco-canadienses.   Este evento destaca, año tras año, además de la música y el arte, la riqueza histórica y arquitectónica de la ciudad de Québec y ha contribuido muy significativamente a ubicar a esta ciudad canadiense en el ranking de las diez ciudades más turísticas de Norteamérica. 

 

Este festival se ha caracterizado por presentar al público conciertos de todas las tendencias, como música clásica, jazz, blues, rock, pop, folk, reggae, hip-hop y baladas francófonas. Asimismo, son muy concurridos los espectáculos de “Arte en la Calle”, que organiza el festival, en las calles coloniales estrechas del centro histórico de esa ciudad cuatricentenaria.  Se estima que este año asistieron al festival más de un millón y medio de espectadores.

 

Esta edición tuvo la feliz particularidad de que algunos de sus principales conciertos, durante los once días de duración, se consagraron a músicos hispanos. Así, paralelamente el evento programaba presentaciones de artistas anglófonos mundialmente conocidos, como Sting o el grupo Kiss, daba sitio de honor a altos representantes de nuestra cultura, como Plácido Domingo y Lila Downs.

 

Algunos otros artistas hispanoamericanos que brillaron en este festival fueron el guitarrista y  “sonero” dominicano José Manuel Cobles (llamado “Puerto Plata” y quien permanece activo musicalmente, a sus 84 años de edad), el grupo mexicano Los de Abajo, el destacado violista catalán Jordi Savall y el cubano Carlos Varela.  El espectáculo de este último artista ha sido descrito por The New York Times de la manera siguiente: “Carlos Varela es uno de los cantautores más célebres de Cuba (...) Su credo: huir de los estereotipos, al presentar, con los seis miembros de su grupo, una alternativa musical original que varía entre sonoridades tradicionales cubanas (salsa, chachachá...) y estándares de pop y rock internacional”.

 

 

Quebec2

Las calles coloniales de Québec City 

 

También actuó el francés “Sergent” García, quien se ha dedicado a divulgar los ritmos latinos (entre ellos, nuestra cumbia), a experimentar con ellos y a popularizarlos en los países francófonos.  Él es el creador de la “Salsamuffin”.

La representación de nuestro país estuvo a cargo del grupo de rock “Che, Sudaka”, conformado por catalanes y colombianos y el cual tiene su sede en Barcelona.

 

Es preciso destacar el papel destacado de dos mujeres sureñas en esta versión del festival: la soprano argentina Virginia Tola y la cantante uruguaya Verónica Larc.  Tras ganar el concurso Operalia, Tola se ha convertido en una de las más prometedoras figuras actuales del canto lírico.  Su nombre se ha sumado al talentoso ramillete contemporáneo de latinoamericanos jóvenes en las altas ligas de la Ópera mundial, cuyas figuras principales son los tenores Juan Diego Flórez y Rolando Villazón.

 

Esta soprano, que ya sido aplaudida en más de 30 ciudades, ha tenido su momento cumbre durante el presente año, al acompañar al tenor Plácido Domingo en una gira  que ha comprendido presentaciones en Asia, Europa y América.  Aquí, en Québec, tuvo nuevamente el privilegio de cantar junto a Domingo.

 

Por su parte, Verónica Larc, nacida en Uruguay y criada en Argentina, es una de las latinas más reconocidas en el Canadá, país en el cual ha fijado su residencia desde hace varios lustros.   Con su espectáculo, “Pulsión Latina”, pretende dar a conocer una interesante mezcla del folklore porteño que aprendió desde niña, con el refinamiento académico que adquirió en las universidades norteamericanas donde se formó profesionalmente.

 

En géneros artísticos diferentes a la música, los hispanos también tuvieron participación.  El grupo español Los Grumildos llenó el Teatro del Conservatorio de Arte Dramático de Quebec.  Su propuesta se basa en la exposición de “marionetas autómatas”, que son el reflejo de personajes marginales del mundo real o pueden ser mitad hombre y mitad animales.  De esa misma nación, el grupo Los Excéntricos, entregó al público un espectáculo circense, surrealista, extravagante y cómico, de alta categoría.  Llama la atención que casi todos los participantes españoles en esta versión del festival son originarios de Cataluña, región que comparte los mismos ideales independentistas del Québec.

 

Ya que mencionamos esto y conociendo la introducción de hitos culturales de Barcelona en la cultura antioqueña de los últimos años, cabe preguntarse acerca de los grandes impulsos y mecanismos de los catalanes para ubicarse en la cultura internacional, con protagonismo en varias áreas y en varios lugares del mundo.  

 

Vale destacar que, de entre los casi doscientos grupos y artistas participantes, la mexicana Lila Downs se hizo al prestigioso premio “Miroir coup de coeur”, con el cual la homenajeó el festival, al considerar que ella es: “Figura emblemática de la cultura latinoamericana, que explota tanto la inmensa diversidad de la tradición mexicana, como la riqueza de las corrientes musicales americanas.  Esta cantante excepcional logra transmitir un mensaje de compromiso social, gracias a una voz embrujadora y a una sensualidad exuberante”. 

 

A Downs, sobre quien ya habíamos escrito para Palabra y Obra, el año pasado, no le quedó difícil conquistar este galardón, pues su presencia escénica con remembranza a sus ancestros oaxacas, los juegos de su voz prodigiosa y su carisma convencieron rápidamente al distinguido jurado.  En esta ocasión, la artista rindió homenaje, una vez más, a sus admiradas Frida Kahlo y Chavela Vargas. 

 

La altura del premio que Downs recibió puede comprenderse mejor, si tenemos en cuenta que el ganador este año de otra de las seis categorías del mismo fue Sting (a cuyo concierto asistieron aproximadamente ciento veinte mil personas).  Otro personaje para la lista de latinos destacados en el evento es Charles Hernández, el director general de la presentación de Sting (y de la importante gira actual de ese artista).

 

Luego de tal despliegue de talento latino, alguien del festival me dijo que los organizadores estaban decididos a aumentar aún más el espacio que este, uno de los eventos culturales más importantes del Canadá, dedica a los artistas de nuestra lengua.

 

 

Plácido Domingo y la creación de la nueva zarzuela en España

 

 

Sin duda, la participación hispana más notable en esta versión del Festival de Quebec (como en toda la historia del certamen) fue el megaconcierto de Plácido Domingo, el pasado viernes, en los Planos de Abraham, el mismo escenario en el cual, hace 250 años, los franceses perdieron frente a los ingleses el dominio del Québec.

 

El gran tenor español, quien ya ha confirmado que cantará en Cartagena, el próximo 5 de septiembre, logró congregar, en esta oportunidad, a un público de más de sesenta mil personas, a pesar de los pronósticos de fuertes lluvias para la hora de su espectáculo.

 

Su concierto, en el cual, como ya dijimos, alternó con su invitada soprano Virginia Tola, comenzó, como homenaje al Québec, con arias de la ópera francesa, especialmente de los compositores Bizet y Gounot.   Posteriormente, pasó a obras de los repertorios líricos italiano y alemán, para concluir la primera parte con música popular autóctona en inglés.   Domingo y Tola se atrevieron además al baile, con algunos pasos de tango y otros de vals, cuando juntos cantaron el romántico Vals de La Viuda Alegre, de Franz Lehár.

 

La segunda parte fue consagrada en su totalidad a temas en español.  Domingo y Tola interpretaron algunas romanzas cimeras de las zarzuelas favoritas del tenor, entre las cuales descuella “No puede ser” (de “La tabernera del puerto”), para cerrar con canciones tan emblemáticas como “Bésame mucho”, “El día que me quieras”, “Muñequita linda” y “Granada”, canción que Domingo nunca olvida en los “encores” de sus conciertos.

 

Al finalizar, el público lo recompensó con largos y fuertes aplausos, que a la vez lograron que el cantante les ofrendara no uno sino siete “encores”.

 

La naturaleza pareció mostrar que su intención era que Domingo deleitara con su música al público “québécois”, pues, aunque, como decíamos, se preveían fuertes lluvias para el mismo momento del concierto al aire libre de este tenor, el cielo esperó, hasta una hora después de finalizado el espectáculo, cuando los concurrentes hubieran regresado a sus hogares, para desatar todo un diluvio que duró hasta el amanecer.

 

Pudimos hablar con el maestro, en el Gran Teatro de Québec.  Cuando, teniendo en cuenta el empeño que ha hecho por mantener viva la zarzuela, le preguntamos si los jóvenes compositores españoles todavía estaban componiendo obras de este género, el maestro nos respondió con la primicia de que como: “La composición de zarzuela actualmente está actualmente abandonada, tengo planeado hacer un concurso de compositores, el cual será cada dos años, y me gustaría que hubiera presencia abundante de zarzuela, pues, realmente, ahora hay una cantidad formidable de temas que podrían servir como libreto.  Eso sería extraordinario.  Ya estoy en pos de organizarlo con la Sociedad de Autores, en España”.  Y cuando lo interpelé para saber si él mismo estrenaría una nueva zarzuela, nos dijo que: “Habría que pensar un personaje para mí, teniendo en cuenta características como la edad, ¡porque no sería posible que hiciera un personaje como Romeo!”.   

 

Durante su estadía en la ciudad, el maestro Domingo, quien ya había estado en Québec, dirigiendo el proceso en esa región de su concurso Operalia, dio a la comunidad la buena nueva de que se asociará al Festival de Ópera de Québec, el cual está programado para comenzar a realizarse, a partir del 2011.

 

 

El Mundo, 31 de julio de 2009 (enlace)

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo

Comentarios