Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

10 agosto 2012 5 10 /08 /agosto /2012 08:59

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El Mundo, 4 de abril de 2012

 

La semana pasada, el doctor Juan Manuel Ospina Restrepo fue noticia por su inesperada y controversial salida de la dirección del Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural (Incoder). Algunos manifestaron su indignación ante las declaraciones del Ministro de Agricultura sobre un supuesto desempeño mediocre del doctor Ospina y defendieron la competencia que este ha mostrado a lo largo de su vida pública, mientras otros celebraron la renuncia, pues, según ellos, es contradictorio que un miembro de la Casa Ospina se encargue de ejecutar megaproyectos para beneficiar a los pequeños agricultores. Algunos llegaron incluso a evocar el escándalo de «Fadul y Peñalosa», que, en 1969, produjo una de las mayores crisis del Frente Nacional, ante un negocio oscuro de compra de tierras del Incora a don Manuel Ospina Vásquez, padre del doctor Juan Manuel y concuñado del entonces presidente de la República, Carlos Lleras R. La ecuación para los mencionados juzgadores es simple: Ospina = latifundista = inhabilitado para desarrollar cualquier reforma agraria progresista.

Y el debate sobre la permanencia del doctor Restrepo en una posición clave a la hora de la compensar a tantos hijos sufridos de la patria no es nueva. Recuerdo, por ejemplo, que, hace unos meses, el expresidente Uribe, en entrevista radial, hablando sobre la polémica Ley de Tierras, manifestaba su sorpresa ante el hecho de que el doctor Ospina hubiera de implantar medidas en detrimento de los intereses de los finqueros, cuando él mismo hacía parte de una ilustre familia de empresarios del campo. Se refería, sin duda, al hecho de que el general Pedro Nel Ospina y don Bernardo Ospina V., abuelo y tío del doctor Juan Manuel, fueron los mayores protagonistas de la llamada Colonización antioqueña de Córdoba (y de otras regiones) y llegaron a acumular decenas de miles de hectáreas de las mejores tierras de Colombia, en haciendas famosas, como Marta-Magdalena, Túnez, Cañaflecha, Cuba, entre otras tantas, y a que sus hijos, unidos, lograron consolidarse entre los principales ganaderos y cafeteros del país.

Anécdota simpática es la que me contaba una tía abuela, acerca de una visita que ella y unas tías suyas hicieran a doña Carolina Vásquez de Ospina, viuda del general Ospina y, por muchos años, la mujer más rica de Antioquia: doña Carolina no habría parado de quejarse: «¡Que el impuesto predial estaba muy alto!», «!Que la carne había subido!»... Al salir, una de las tías exclamó: «¡Ya quisiera yo tener los problemas de doña Carolina: si tiene que pagar semejante predial, es porque tiene 30.000 hectáreas... y cómo se puede lamentar de que la carne subió... si es la mayor ganadera del país!».

Pero, volviendo al doctor Juan Manuel, no puede uno entender cómo haya quienes lo descalifiquen por el simple hecho de venir de una familia de hacendados. Además, si de orígenes familiares hablamos, ¿por qué ignorar que los Ospina han brillado siempre por su inteligencia, sus ganas de trabajar, su espíritu visionario, su reciedumbre moral, su prudencia y su increíble austeridad? ¿Y por qué aseverar tan tajantemente que un Ospina no puede estar del lado de los pobres, cuando son bien conocidas las realizaciones sociales de un Mariano Ospina Pérez, creador del Seguro Social y máximo propulsor de la Caja Agraria, y, menos conocidas, las de una Madre Concha Ospina, al frente del Patronato de María Auxiliadora; de Sofía Ospina de N. y Maruja Botero Ospina, con la Sociedad Benéfica Santa Ana, o de los Ospina Ospina, con la generosa Fundación Nuestra Señora de los Desamparados?

Porque la familia del doctor Juan Manuel no sólo ha sido de terratenientes. Basta con ver estos parentescos suyos:

- Nieto de Pedro Nel Ospina V., biznieto de Mariano Ospina R., y primo segundo de Mariano Ospina P., todos ellos presidentes de Colombia.

- Sobrino del exministro Pedro Nel Ospina Vásquez y del ilustre intelectual Luis Ospina V.

-Primo hermano del exsenador Alfonso Ospina O. y primo segundo del exministro Tulio Ospina P., de la escritora Sofía Ospina de N., del exalcalde de Medellín Jorge Botero Ospina y del cuasi-legendario jefe conservador paisa Luis Navarro Ospina.

-Bisnieto del exgobernador Eduardo Vásquez J., quien fue, a la vez, uno de los padres de la industrialización de Antioquia, y del empresario Emilio Restrepo Callejas, fundador, entre otras, de la primera gran textilera colombiana.

- Sobrino bisnieto del exgobernador de Antioquia y exvicepresidente de la República Camilo C. Restrepo y del escritor y excongresista Ricardo Restrepo C.

- Sobrino tataranieto de los exgobernadores Julián Vásquez C. y Gabriel Echeverri E.

- Esposo de la reconocida periodista María Elvira Bonilla.

Se nos acaba el espacio de hoy y se nos quedan en el tintero muchas consideraciones sobre este tema, pero valga la pena insistir en preguntarnos si no es injusta y desproporcionada la condena automática que tantos han imputado a Ospina por el hecho de representar una estirpe. ¿El engranaje de este caso puede, acaso, resumirse en una batalla en la que los «señores de la tierra» son, indefectiblemente, «enemigos del cambio social»? ¿La próxima renuncia que, por los mismos motivos, se demande al Gobierno será, en consecuencia, la del sobrino del doctor Juan Manuel, Pedro Nel Ospina Santa María, quien ocupa con toda diligencia la presidencia de Colpensiones?

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios