Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

27 mayo 2009 3 27 /05 /mayo /2009 10:20

Con el fallecimiento de Jaime Sanín Echeverri, Antioquia pierde a uno de sus mayores escritores, periodistas y educadores.


SERGIO ESTEBAN VÉLEZ
El Mundo, 4 de marzo de 2008

El pasado sábado, primero de marzo, en horas de la mañana, falleció en Bogotá, el escritor, periodista y educador antioqueño Jaime Sanín Echeverri. Su deceso, a los 86 años de edad, se produjo a causa de un “tardío” cáncer de pulmón, que venía aquejándolo desde hace años. Sanín Echeverri nació en Rionegro, en 1922. Su padre, el médico Andrés Sanín Llano, murió cuando él sólo contaba 12 años de edad, en 1934, momento en el cual asumió las riendas del hogar su hermano mayor, el sacerdote jesuita Andrés Sanín Echeverri, quien, entonces, lo alentó a seguir la vida religiosa. Pero pocos meses antes de entrar al noviciado, se dio cuenta de que lo suyo, contrario a sus tres hermanos sacerdotes, era el Derecho, y esa fue la carrera que siguió, en la Universidad Pontificia Bolivariana, una vez se graduó de bachiller, en el Colegio de San Ignacio de Loyola. A pesar de no haberse consagrado al sacerdocio, se le recuerda como un católico convencido, siempre atento a la enseñanza del Evangelio, cuyos principios inculcó siempre en el hogar que constituyó con doña Noemí Posada Saldarriaga (fallecida), del cual nacieron 15 hijos, entre los que se cuentan las ex ministras de Estado Maristella y Noemí Sanín Posada. Graduado como abogado, posteriormente realizó estudios de posgrado en Psicopedagogía, Bienestar Estudiantil y Administración Universitaria, en Bruselas y en algunas universidades de los Estados Unidos. Sentido social Su permanente vocación por la doctrina social cristiana (que aprendió de sus maestros Monseñor Manuel José Sierra y Monseñor Félix Henao Botero) le permitió orientar la fundación del Seguro Social en Antioquia (del cual fue gerente), preparar, con el ex gobernador José Roberto Vásquez y en compañía de la Andi, la implantación del Subsidio Familiar en Colombia y la estructuración del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), del cual fue el primer director en Antioquia y redactor del decreto por el cual la Junta Militar de Gobierno lo institucionalizaba, en 1957. Como diplomático, fue Cónsul General de Colombia en Italia, durante los gobiernos de Laureano Gómez y Roberto Urdaneta. Educador por excelencia, fue profesor universitario, rector de la Universidad de Antioquia (1960 – 63) y de la Universidad Pedagógica Nacional (1969 – 72). Como líder educativo, se le recuerda por su intenso trabajo por la defensa y consolidación de la autonomía universitaria y ampliación y democratización de la universidad colombiana. Sus aportes en estas materias, lo llevaron a representar a Colombia en diferentes congresos mundiales, celebrados en Roma, Tokio y Teherán y a desempeñarse como director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun), entre 1963 y 1969. Ejerció el periodismo Otra de sus grandes vocaciones fue el periodismo, oficio en el que se inició, siendo muy joven, como colaborador y columnista de El Colombiano, diario en el que firmaba con el seudónimo de Sagredo. Como periodista, en los años 40, hizo parte del grupo orientado por Fernando Gómez Martínez, en el cual fueron sus compañeros distinguidos personajes, como Belisario Betancur, Otto Morales Benítez, Carlos Castro Saavedra, Edgar Poe Restrepo y Manuel Mejía Vallejo. Fue el primer director del radio-periódico “Última Hora”, de la cadena Caracol; director de la revista cultural Arco y comentarista de televisión. En 1961, fundó, con Manuel Mejía Vallejo y Gonzalo Restrepo Jaramillo, el grupo literario “La Tertulia”, del cual surgirían valiosos exponentes de una nueva generación de escritores antioqueños, como Olga Elena Mattei, María Helena Uribe de Estrada y Pilarica Alvear. Como escritor, sus obras más conocidas son las novelas “Una mujer de cuatro en conducta” (1948), verdadero best-seller en su momento, y “¿Quién dijo miedo?”, en los cuales asume temáticas altamente difíciles y controvertidas para la época, como el madresolterismo y la violencia. A pesar de su éxito como novelista, para algunos, sus mejores páginas son las que consagró, como ensayista, a temas de estudios universitarios e históricos. En el ramillete de sus escritos en este campo, descollan textos como “La universidad nunca lograda”, “Acercamiento a la universidad”, “Austroamérica”; sus libros sobre el General Santander y la vida de Jesús, y las exhaustivas biografías que escribió de personajes antioqueños, como Mariano Ospina Pérez, Emilio Robledo y Monseñor Miguel Ángel Builes. Su amor por la lengua lo llevó a orientar diversos estudios sobre el castellano, especialmente sobre la evolución de éste en el Continente Americano. Esto, sumado a su inquietud intelectual y la calidad de sus escritos, hizo que fuera nombrado miembro de número de la Academia Colombiana de la Lengua, de la cual era vicepresidente, en el momento de su fallecimiento. A pesar de sus dolencias de salud, nunca dejó de cumplir con sus deberes en la Academia. Precisamente, su última visita a Medellín fue en marzo del año pasado, para asistir a la celebración del Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua.

EL MUNDO se asocia a las manifestaciones de condolencia y apoyo, a sus familiares y amigos, en este difícil momento.

Cómo lo vieron

JOSÉ ALVEAR SANÍN
Sobrino, columnista de EL MUNDO

“Siento alegría de que haya descansado. Como el mayor de los sobrinos, tuve una relación muy estrecha con él. La esperanza cristiana nos conforta en este momento. De él puedo destacar la verticalidad, la honestidad y la alegría. Era un conferencista excelente y un brillante ensayista. Tuvo la suerte de influir sobre muchos acontecimientos, como la fundación del Sena y del Subsidio Familiar y las cajas de Compensación Familiar”.


OTTO MORALES BENÍTEZ
Ex ministro de Estado. Compañero en la Academia Colombiana de la Lengua

“Lo conocí cuando éramos muy jóvenes en la Universidad Pontificia Bolivariana. Como escritor y periodista, el lenguaje en el que escribía era de gran pureza y altura intelectual; como abogado, tenía mucho sentido de la justicia social. Como rector universitario y director de Ascun realizó tareas trascendentales. Siempre fue muy preciso en los juicios que tuvieran que ver con las materias culturales”.

MARGARITA SANíN POSADA
Hija
 “El mundo pierde un adalid, un guía de las letras, de los valores cristianos, de los derechos humanos y de la democracia. Fue un hombre que siempre respetó la diversidad de pensamiento y la vida privada de los demás. Fue un gran propulsor de las mujeres. No hablaba mal de nadie. Ante él, uno se avergonzaba de pensar mal de los demás. Es demasiado difícil ser tan químicamente bueno. Yo fui una gran amiga suya. Cuando enviudó, cariñosamente, me llamó su compañera permanente. A sus hijos, nos enseñó a vivir el cada día y a devolver con bien a quien nos hace el mal”.

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Artículos de Cultura
Comenta este artículo

Comentarios