Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 07:20


                           Sergio Esteban Vélez y Luis Uribe Bueno.  Medellín, 1998


SERGIO ESTEBAN VÉLEZ
El Mundo, 21 de Agosto de 2008

La Orquesta Sinfónica Juvenil de Antioquia está cumpliendo 10 años, y, para celebrarlo, ofreció un concierto de gala, el pasado martes, en el Teatro Metropolitano. En el programa, descuella la obra “Simón, el Mago”, compuesta y dirigida por el maestro Gustavo Yepes, con la cual el compositor se une a la orquesta y a la Corporación Fomento de la Música, para homenajear al gran don Tomás Carrasquilla, en el sesquicentenario de su nacimiento.

De las demás obras interpretadas, quisiera destacar una que me impresionó muy positivamente por su impoluta ejecución: el pasillo “El cucarrón”, del maestro Luis Uribe Bueno.

La inefable vibración colombianísima que crece en uno, cuando escucha esa obra maestra de nuestra Música Andina, me lleva a recordar una de mis visitas sabatinas al maestro Uribe Bueno, en la cual me contó la historia de ese pasillo.

Cuando este compositor era contrabajista en la orquesta del inolvidable Lucho Bermúdez, con sede en Bogotá, en 1948, la orquesta fue contratada para tocar por 4 años, en el Hotel Nutibara y el Club Campestre de Medellín. Por esto, Uribe debió trasladarse con su familia a “La Tacita de Plata”, a la cual llegó ¡horror! el mismísimo 9 de abril. En medio de tal hecatombe, fue acogido en nuestra ciudad por el consumado artista Jorge Marín Vieco, quien les tenía lista, para él y su familia, una casita auxiliar en su finca, «Salsipuedes», en la que se hospedaron los Uribe durante algunos meses.

Las alegres tertulias que organizaba Marín V. para los músicos de la orquesta, en la casa principal de la finca, inspiraron al maestro Lucho a escribir su entrañable «Salsipuedes».

Contaba el maestro Uribe que, meses después, en agosto, abundaban en la finca cucarrones de distintos tamaños y colores y que, cuando las dos familias se reunían a comer, los cucarrones se golpeaban contra la pared. El joven músico, que desde hacía algún tiempo quería escribir algo distinto, se inspiró en esto y, al manifestarse presto a la comunión con la musa, Marín Vieco y su esposa, Maruja, le trajeron papel fino y plumas recortadas... Así, compuso «El Cucarrón», una de las obras sismo en la música de nuestra tierra.

Por esos días, se realizaba en Medellín el Concurso «Fabricato» de composición y Luis Uribe envío «El Cucarrón» a dicho concurso.

Un día, cuando se dirigía al matutino ensayo con la orquesta del maestro Bermúdez, Uribe Bueno escuchó desde la calle cómo la orquesta del Concurso «Fabricato» tocaba «El Cucarrón», pero muy lento; entonces, se dirigió al director de la orquesta (el español José María Tena), se presentó y le dijo que lo mejor sería que tocaran más rápido esta melodía. El director lo invitó al ensayo, sin decirles a los músicos que este caballero era el compositor, y al final los músicos la interpretaban perfectamente.

La premiación del concurso se realizó en el «Teatro Junín» y la última melodía que se tocó fue «El Cucarrón». Y hay que ver la cara del maestro, cuando recordaba el momento en el cual el locutor Cañavera, presentador de la premiación, anunció que el primer puesto lo obtuvo «El Cucarrón».

Con los $1.700 del premio, el “Maestro Bueno”, como le llamaban, compró para su casa una nevera y otros artículos de hogar (posteriormente, con el dinero de los 4 premios posteriores en ese mismo concurso, pudo pagar la cuota inicial de su casa de dos pisos en el barrio San Joaquín).

Con respecto a “El Cucarrón”, el maestro Uribe Bueno afirmaba que: “En realidad, ha sido un beneficio haber hecho ese pasillo, porque ya hay mucha gente que ha tomado nota de que el pasillo no puede ser solo dominante y tónica. En la música y la danza hay una gama lindísima donde uno debe procurar buscar otras perspectivas armónicas, además de las de dominante y tónica, como quintas divididas que si son 30 suenan como 60”.

Uribe Bueno volvió a ganar el primer puesto en el Concurso «Fabricato», en 1949, 1950, 1951 y 1952 con sus obras «Pajobam» (pasillo, joropo, bambuco), «Caimaré» (pasillo), «El duende» (pasillo) y «El disco rayao» (torbellino). Una de estas obras, «Pajobam», fue compuesta por “el Maestro”, para comprobar que el bambuco estaba creado incorrectamente en su tradicional estructura de 3/4 y comprobar que este debía escribirse en 6/8 para que quedara perfecto (una de las grandes batallas de Uribe Bueno).

Felicitaciones a la Corporación Fomento de la Música y a nuestra Orquesta Sinfónica Juvenil ¡Gracias por sus esfuerzos por formar en la Música a las nuevas generaciones y por divulgar lo mejor de nuestro acervo musical!
***
Hace unos días, al escritor Óscar Hernández se le soltó en su columna la siguiente perla: “Me apunto al gas para el Metroplús, ya que en pocos años, el gas y el diésel serán cosas del pasado”.

Nos quedamos sin saber si se trató de una equivocación o si fue que el poeta se las ingenió para burlarse del Alcalde...

 

 


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idedicion=1091&idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=93212&imagen=070627080650sergio.jpg&vl=1&r=opinion.php

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios

Fanny peñaranda Bueno 05/17/2016 11:58

Muy interesante la anécdota que nos cuentas del maestro Luis Uribe Bueno. Nacido en Salazar de Las Palmas. Norte de Santander. Patriarca de la música colombiana.