Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 05:39
El Mundo, 4 de Abril de 2008

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

Que Colombia olvida... En 1957, la Junta Militar de Gobierno comenzó su ecuánime, eficiente y serena labor, que salvó la patria, en medio del caos.

En el 2002, cuando planeaba escribir una biografía de mi tío político el doctor José Gutiérrez Gómez, le pregunté al ilustre ex ministro Octavio Arizmendi Posada si sabía quién podría ayudarme a hacer contacto con el general Gabriel París, pues, durante su gobierno, el doctor Gutiérrez fue figura clave, como alcalde de Medellín y embajador en Washington. “¿Es que no sabes? ¡Si no queda vivo ninguno de los “quíntuples” de la Junta Militar!”, fue la respuesta del ex gobernador. Un mes después, luego de encontrarse con París, en la primera posesión presidencial de Álvaro Uribe, el doctor Arizmendi debió aceptar que estaba equivocado.

Al año siguiente, una distinguida historiadora (no estoy autorizado a publicar su nombre) hizo una llamada, desde Madrid, a unos amigos míos, para que le ayudasen a averiguar la fecha de defunción y el lugar de sepultura de los generales Gabriel París y Deogracias Fonseca, para un libro sobre Presidentes de Colombia. Cuando mis amigos se aprestaron a cumplir con la misión, me encargué de aclararles que París aún vivía. Posteriormente, cuando hablaron con un hijo del general Fonseca que vivía en Medellín, este les dijo, asombrado: “¿Cómo así que dónde está sepultado? ¡Si mi papá está vivo!”.

Luego, en el 2005, el general Gabriel París tuvo que salir personalmente a desmentir la noticia de su muerte, que habían divulgado algunos medios de comunicación.

Finalmente, el pasado 21 de marzo, los medios confirmaron la noticia de que París, el más longevo de los presidentes colombianos, había fallecido, en Girardot, a causa de una neumonía.

Este tolimense, que debió asumir las riendas del país, en uno de los momentos más críticos de la Historia Colombiana, había nacido en Ibagué, el 8 de marzo de 1910. Sus padres, Alberto París Montalvo e Isabel Gordillo Díaz.

Cuando, en 1953, se dio el golpe militar del general Gustavo Rojas Pinilla, contra el gobierno de Laureano Gómez, París, que ya ostentaba el rango de brigadier general, se desempeñaba como ministro plenipotenciario ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Luego, durante el gobierno militar, fue Comandante del Ejército y ministro de Justicia, Relaciones Exteriores y de Guerra. Cuando, el 10 de mayo de 1957, la presión popular provocó la caída del dictador, este designó una junta militar para que lo sucediera, hasta la elección del nuevo presidente, en 1958.

El general París fue seleccionado para presidir la junta, pero también se les daba el tratamiento de presidentes de la República a los restantes miembros (R. Navas, Luis E. Ordóñez, D. Fonseca y R. Piedrahita, antioqueño).

Durante su administración, se dio el plebiscito popular, que originó el Frente Nacional e hizo efectivo, por primera vez, el derecho de sufragio a la mujer, se creó el Plan Vallejo, concebido para reducir las importaciones y estimular las exportaciones. Justamente, quien lo craneó, el doctor Joaquín Vallejo, quien fue su ministro de Fomento, me comentaba que la Junta Militar era muy organizada, en su toma de decisiones. Cuando había Consejo de Ministros, los 5 presidentes se reunían antes a deliberar y, una vez reunido el Consejo, el único que hablaba, en nombre de todos, era el general París.

Acota Ignacio Arizmendi Posada que: “Al entregar el mando al poder civil, los 5 miembros de la junta reconocieron, por boca de su presidente, que no habían tenido total logro en sus empeños por devolver un país pacificado. Y llamaron la atención nacional acerca del contrabando de armas que existía en apoyo de grupos armados. El país reconoció unánimemente la tarea realizada por la Junta Militar. Cumplieron todas sus promesas de mayo de 1957 y favorecieron la reanudación democrática de la nación. Sus 5 miembros se retiraron con entera satisfacción a la vida privada”.

En el caso particular del general París, al entregar la Presidencia a Alberto Lleras, en 1958, solicitó su baja del Ejército y se dedicó a la vida del campo, en su finca de Flandes, Tolima, entre cabezas de ganado y cultivos de sorgo, trigo y maíz. Sus ratos libres los pasaba leyendo, pescando y cazando, actividades a las que pudo dedicarse, sin preocupaciones financieras, gracias a la pensión de ex presidente, que recibió, durante 50 años.

Del hogar que conformó con su sobrina Felisa Quevedo París, con quien se casó, en 1936, descienden 4 hijos, 10 nietos y 5 biznietos. Hay, además, parentela suya, en Medellín, pues su hermano “el Capi” París se casó con la antioqueña Emilita Toro y de esta unión es nieta la modelo Natalia París. Su última entrevista televisiva (la única, en muchos años) la concedió, a finales del año pasado, a Darío Montoya, con motivo de los 50 años de la fundación del SENA, creado en su gobierno.

 

 



http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=81012&imagen=&vl=1&r=buscador.php&idedicion=948

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios