Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 05:15
El Mundo, 25 de Enero de 2008

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

Hasta el próximo miércoles, 30 de enero, estará abierta al público la exposición del maestro Horacio Arbeláez, en el Museo de la Universidad de Antioquia. Esta muestra, inaugurada en noviembre del año pasado, cierra con broche de oro la exitosa serie de presentaciones de la obra de este maestro, en el 2007, la cual incluyó exhibiciones en Europa y en los Estados Unidos.

De las paredes de los dos primeros pisos del museo, cuelgan cerca de 200 obras, en las cuales Arbeláez desarrolla metáforas visuales sobre temas de crítica social, Ecología y sicología de la mujer.

Mientras su obra ecológica ya había sido presentada al público nacional e internacional, en más de 25 muestras individuales y colectivas y ha merecido el elogio de altas personalidades del mundo, como los presidentes Lula da Silva y Hugo Chávez; la que denuncia los despropósitos y la bufonería de nuestra historia política había sido desarrollada, desde hace 30 años, en el estudio del pintor, con gran sigilo y reserva, y nunca se había expuesto, pues, según el artista, no había encontrado una galería que garantizara el ambiente de reflexión social necesario para la asimilación de estas obras.

Así, pues, gracias a la Universidad de Antioquia, Alma Mater del intelecto antioqueño y del análisis de nuestros conflictos, los medellinenses podemos aprehender, por primera vez, ésta que se proyecta como una de las producciones artístico–políticas más sólidas y contundentes del Arte Colombiano.

La obra política de Arbeláez, que desentraña cuestiones que nunca pasarán de moda, debe generar en nuestros curadores y catedráticos del Arte un examen paralelo al que ha surgido en torno a las creaciones de la fallecida pintora Débora Arango, quien ha sido considerada, desde su reivindicación, en los años 80, como la máxima artista política colombiana.

Así como, después de tantos años de encierro y de señalamiento, la obra crítica de Débora ha recibido la debida divulgación y la pertinente inclusión en la agenda de investigación y análisis de quienes buscan preservar y exaltar lo principal de nuestro acervo artístico, el fruto pictórico de las inquietudes sociales de Horacio Arbeláez, ha de ser verdadera revelación para estos estudiosos y debe, sin duda alguna, incluirse en esta exclusiva nómina.

A pesar de dominar la academia y la Historia del Arte, Arbeláez rompe con el estilo académico y, en muchas ocasiones, se conecta con el terreno del surrealismo, por la prolija simbología de su contenido que, a pesar de enfocar, con tanto fragor e ironía como Goya, temas dramáticos de la miseria humana, se sublima por la fuerza de sus colores, que hacen de él un “quijote del color”, como lo llamó una vez un titular de un prestigioso diario.

Pero, aunque el pintor admite que ha sido influenciado por diversas escuelas artísticas, como el Abstraccionismo Político Alemán, el Fauvismo, el Cubismo, el Expresionismo Abstracto, el Surrealismo y, tal vez, un poco del Nacionalismo Mexicano y del ingenuismo del Naïf, su obra ha sido, ante todo, el resultado de la fusión de sus profusos estudios, durante 50 años, en áreas tan diversas como Sicoanálisis, Sociología, Filosofía, Cosmobiología, Pensamiento Urbano, Yoga, Danzas y Lenguas Arcaicas.

Mauricio Hincapié, director de Artes Visuales del Museo Universitario, acota que Arbeláez, lejos de estar moralmente encasillado, no facilita soluciones conceptuales en su obra, sino que crea inquietudes y reflexiones en el espectador, quien decodifica las composiciones a su manera, dependiendo de sus propias vivencias, de su microuniverso. Añade que “el trabajo de Horacio ha sido difundido en nuestro medio, pero sus mayores logros los ha obtenido en el campo internacional, por la discreción y selección de los espacios expositivos, que siempre deben ser amplios, en cuanto al manejo social del Arte”.

El singular “Expresionismo político” de Horacio Arbeláez, sondea materias de interés universal, como las de la paz, la vida popular urbana, la justicia y el nacionalismo. El pintor dice que su pretensión “No es la de volver la obra de arte un fetiche, sino hacer énfasis en que este debe tener una obligación ético-estética, para que las futuras generaciones puedan hacer a posteriori una lectura de la guerra que nos ha aquejado y de sus resultados imprevisibles”.

La poeta Conny Rojas, una de las principales propulsoras del artista, afirma que: “Partiendo de un buen juicio de apreciación sobre la obra pictórica y a la vez inédita de Horacio Arbeláez, de ahora en adelante cualquier observador podrá deducir fácilmente que este artista es un claro y fiel testimonio del Arte Contemporáneo como expresión de vida, con un gran sentido interior que se inclina hacia un humanismo ilimitado”.

Invito, pues, a todos mis lectores a que aprovechen esta semana, para visitar esta extraordinaria exposición.

 

 


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=74903&imagen=&vl=1&r=buscador.php&idedicion=877

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios