Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 05:10
El Mundo, 4 de Enero de 2008

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

Como muchos guardamos la ilusión de que el nuevo alcalde de Medellín sea abierto y receptivo, ante las propuestas positivas de programas distintos a los que guiaron la anterior administración, me atrevo a sugerirle la conveniencia de convocar a un grupo de sobresalientes personajes de nuestras Artes y Letras, de diferentes vertientes ideológicas

Para constituir una Veeduría Cultural de la ciudad, que vigile la aplicación y el empleo de los recursos del Municipio que se destinan para el fomento y la promoción de la Cultura. Esto es indispensable, para que no se repitan los errores que hicieron que fuera tan desafortunado el resultado de la administración Fajardo, en estas cuestiones.

Durante la anterior alcaldía, que afirmó sin cesar que las “Pirámides” son una obra de Arte, quedó muy claro que ni el alcalde Fajardo ni sus funcionarios, que continúan al frente de la Secretaría de Cultura Ciudadana, tienen idea de lo que es Cultura. Si por los antropólogos nos regimos, cultura se le puede llamar a toda manifestación humana. En ese caso, ¡esa administración no pasó de la cultura de la rumba!

Para comenzar, la entidad piloto de los procesos culturales debería llamarse Secretaría de Cultura y no de Cultura Ciudadana, que es algo muy distinto. La Cultura, vector fundamental para la civilización de un pueblo, ¡no debe estar supeditada a algún programa especial de Civismo o de Buena Vecindad!

La alcaldía de Fajardo disminuyó altamente el apoyo económico a las expresiones de la Alta Cultura, como la Ópera y el Ballet, y no sólo les quitó su respaldo, sino que se dedicó a obstaculizarlas, al no concederles, en muchos casos, las exenciones tributarias que tradicionalmente se les han dado, y por eso, diversas entidades, como el Teatro Pablo Tobón, tuvieron que cancelar eventos de la mayor categoría cultural internacional.

Pero esa administración, paralelamente, dispuso miles de millones para el estruendoso festival de rock Altavoz y para organizar, dentro del proyecto de “Medellín, la más educada”, “programas culturales”, para el público del nivel intelectual más bajo. Y la tal cultura era de reggaeton, vallenatos, música carrilera y de despecho, por parlantes ensordecedores. Esto se desplegó por todos los parques y barrios de Medellín. Y quedaron felices, convencidos de que eso era cultura.

Con el populismo de querer atraer al pueblo, por medio de la rumba, en vez de pasar a mejorar la calidad de su cultura, lo único que hicieron fue crearle la idea de que la única manera de ser feliz es con juerga y fomentar que la gente de los estratos bajos se quede en ese nivel y que nunca llegue a conocer los horizontes culturales más depurados.

¡Que la alta cultura no es para el pueblo raso! Esa es una aseveración inadmisible, sobre todo en Medellín, donde, desde la administración Naranjo, se ha vivido el maravilloso logro de la Red de Bandas y Escuelas de Música, gracias al cual miles de nuestros niños más humildes se han enamorado y entregado a la Música Clásica, en vez de enviciarse a las drogas o enfilarse en otra clase de bandas. Esta es la senda que debe guiar la masificación popular de la cultura: Alta Cultura para todos, para lograr la paz.

Fajardo dirá que hizo convocatorias para premiar proyectos, en las distintas áreas de la Alta Cultura. Y es verdad, pero lo hizo porque no le quedó más remedio, pues se debió a que Asencultura, luego de que citó a unas grandes asambleas con los trabajadores de la cultura, los aunó para pedir que los cuantiosos dineros del Municipio destinados legalmente a apoyar las Artes y la Literatura, no siguieran siendo adjudicados a dedo, a los amigos del gobierno, sino a través de convocatorias y concursos. Finalmente, a la Alcaldía no le quedó más remedio que aceptar. Y a pesar de esto, hubo incidentes de abuso en las premiaciones, que se ventilaron públicamente.

Posteriormente, la Alcaldía no se preocupó por destacar a los ganadores de estas convocatorias ni por divulgar estos reconocimientos. Paradójicamente, en muchas de las llamadas “fiestas culturales”, realzaban mejor a deportistas, cómicos, etc.

Sobre el “embuchado” que resultaron ser los parques bibliotecas (que no son ni lo uno ni lo otro), ya escribí 2 columnas... y sobre el gran evento cultural de ese cuatrienio: el Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua, sólo puedo decir que, por las directrices logísticas de la Alcaldía, Medellín desperdició la oportunidad más increíble que ciudad alguna pueda tener, para enseñar al mundo, a través de la masiva cifra que alcanzan los medios de comunicación, una muestra de su propia cultura, en esta oportunidad, su Literatura. Como se olvidaron de presentar a los propios escritores antioqueños, resulta que los académicos, escritores, visitantes ilustres y prensa internacional se fueron creyendo que aquí hay sólo 2 ó 3 creadores literarios (los de Planeta). Les dejo la reflexión final a mis lectores, pues yo ya no tengo espacio. Espero que les resulte obvia.

 

 


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=73180&imagen=&vl=1&r=buscador.php&idedicion=856   

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios

Carolina | gran hermano 01/25/2012 22:18

Medellin preciosa ciudad