Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de Sergio Esteban Vélez
  • El blog de Sergio Esteban Vélez
  • : En este sitio, la cultura es protagonista. Se puede apreciar lo mejor del arte y de la literatura colombiana, a través de entrevistas a sus mayores representantes y de más de un centenar de artículos sobre el trabajo de los mismos. También hay un espacio para la Historia, la Política y la Lingüística, además de una compilación de la obra poética que el autor ha desarrollado desde su niñez, cuando ya publicaba libros y era admirado en su país como "el Niño Poeta".
  • Contacto

Visitas

contador de visitas

Búsqueda

El color según los maestros

Guerra, Padura y Manet

17 mayo 2009 7 17 /05 /mayo /2009 03:28


Monseñor Juan Botero Restrepo, el ex ministro Octavio Arizmendi Posada, Agustín Jaramillo
Londoño y Sergio Esteban Vélez, durante el homenaje que la Academia Antioqueña de Letras rindió a
Monseñor Botero, en el Club Unión de Medellín, con motivo de sus ochenta años de edad. 
El orador solemne del día fue el poeta Sergio Esteban Vélez.


El Mundo,  24 de Julio de 2007

SERGIO ESTEBAN VÉLEZ

El mes pasado, se cumplieron 5 años del fallecimiento de Monseñor Juan Botero Restrepo, sin duda alguna uno de los antioqueños más meritorios del siglo XX. Cuando murió, en el 2002, ningún medio de comunicación registró el hecho, ni siquiera el prestigioso diario del que fue colaborador por más de 40 años.

A sus 82 años de edad (y con 60 de sacerdocio), había fundado 24 obras sociales, publicó más de 50 libros (especialmente de Historia), fue miembro de 21 academias nacionales e internacionales y culminó 3 carreras universitarias (una de ellas, Sociología, en la prestigiosa U. de Salamanca).

Más allá de su escasa palabra (que algunas veces se interpretó como ensimismamiento), poseía un gran poder de convicción y de transmisión del conocimiento, que utilizó brillantemente en sus múltiples cátedras en las universidades Bolivariana y de Antioquia, los seminarios Mayor, de Bogotá, y Conciliar, de Medellín, y en sus homilías diarias, que dejaban ver su erudición histórica.

Siempre mostró su personalidad ejecutiva, en los altos cargos que desempeñó, como los de director nacional de Protección Infantil (gobierno Rojas Pinilla), presidente y presidente honorario de la Academia Antioqueña de Historia, pro vicario general y canciller de las Arquidiócesis de Medellín y de Santa Marta.

Personalmente, trabajamos juntos en diversos proyectos culturales, especialmente en la fundación de la Academia Antioqueña de Letras. En 1997, quien escribe estas letras se dio cuenta de que Antioquia necesitaba una institución que se encargase debidamente de propulsar la Literatura, la Lingüística y las Humanidades y de velar por el perfeccionamiento del idiolecto de los antioqueños, tan deslucido hoy en día. La Academia Colombiana no ha sido amiga de formar capítulos regionales y se ha encasillado en un absurdo centralismo, lo cual ha hecho mínima su influencia en las pequeñas y medianas ciudades colombianas. Fue así como planeé un detallado proyecto institucional para la fundación de la Academia y acudí a quien en ese momento era el mayor experto en academias en Antioquia: el “Padre Juan”, como tantos le decíamos por cariño. Le expuse mis intenciones y le pedí que asumiera la dirección del proyecto. Su amor por la cultura y su vocación de servicio fueron mas grandes que sus dolencias físicas, por lo cual, a pesar de su delicado estado de salud, aceptó aquel nuevo reto.

Con su respaldo, el 7 de abril de 1997, luego de una convocatoria a varios intelectuales, fundamos la Academia Antio-queña de Letras y elegimos al Padre Juan como nuestro primer presidente.

Su primera labor fue conseguir la Sala Fundadores de la Academia Ant. de Historia, como sede de nuestra incipiente obra; mientras yo, director ejecutivo, a mis 13 años de edad, me encargaba de invitar a distinguidos culturólogos a nuestras sesiones y programas.

Bajo su dirección, organizamos homenajes a importantes cultores colombianos, se hicieron los actuales estatutos y fue llegando un grupo de notables humanistas que colaboró altamente en la estructuración de la Academia. Vale la pena mencionar que entre la nómina de fundadores figuran nombres cimeros como los de José Gutiérrez G., Joaquín Vallejo A., J. Rodríguez Arbeláez, Octavio Arizmendi P., Agustín Jaramillo L., Leonel Estrada, María E. Uribe de Estrada, Olga E. Mattei, Rocío Vélez de P. y otros varios, que fueron los mismos que consolidaron el formidable movimiento cultural antioqueño de la segunda mitad del s. XX.

El Padre Juan presidió la Academia, hasta 1999, cuando, argumentando motivos de salud, pidió no ser reelegido. Pasó, entonces, a ser presidente honorario y fue sucedido por el ex ministro Octavio Ariz-mendi P., otro inmenso colombiano que no merece la suerte del olvido.

Murió tranquilo, porque su vida fue diáfana, nunca perdió el tiempo, luchó siempre por los desamparados y logró cosechar sendas instituciones, como las Granjas Infantiles de Jesús Obrero, que fundó, en 1948, y para la cual adquirió una finca de 100 cuadras (hoy, acogen a 400 niños).
Con humildad, aceptó las condecoraciones que le otorgaron y se fue de la vida terrena satisfecho por haberle servido tanto a su prójimo y haber hecho tantos aportes a la cultura colombiana, como historiador, ensayista y columnista. Su hambre de conocimiento nunca cesó y, a pesar de las angustiosas dolencias de salud que padeció durante tantos años, nunca dejó de escribir y publicar sus libros, de celebrar diariamente la eucaristía (que fue su gran amor) y de participar en las numerosas sociedades y academias que se honraban al tenerlo entre sus miembros.

Hoy, Antioquia no puede dejar de rendirle el mayor homenaje, que es el de impedir que su recuerdo y su obra se desvanezcan.

 

 


http://www.elmundo.com/sitio/noticia_detalle.php?idcuerpo=1&dscuerpo=Sección%20A&idseccion=3&dsseccion=Opinión&idnoticia=59556&imagen=&vl=1&r=buscador.php&idedicion=692

Compartir este post

Repost 0
Published by Sergio Esteban Vélez - en Columnas de Opinión
Comenta este artículo

Comentarios

strap on 11/29/2011 14:05

Dios le tenga en su gloria